Blogia
ofloda

MI SALUD - 02/02/2010

MI SALUD - 02/02/2010

No me gusta mucho en erigirme protagonista de estos escritos pero, en ocasiones, me proporcionan tema de comentario, muchos de vosotros conoceréis y para los que no pues me expreso. Además el entorno de mi vida, en la que, lógicamente, participo se dan circunstancias que debo hablar de mí, ello no representa que me guste ser la ‘estrella’, quizás, actor secundario.

Mi maltrecha salud, tema al que alude el título, conlleva que tenga una agenda recargada de citas y visitas médicas, de consultorio, ambulatorio y hospital, con las pruebas, muchas veces invasiva que ello provoca, entonces todo esto rompe la monotonía de mi actuación privada cotidianamente y con la que yo, el sujeto, estoy conforme. Hago lo que me parece bien, entretenido y agradable, aunque ello sea repetitivo. Nunca fui muy buscador de aventuras de ningún tipo.

Mi apariencia personal, y no es opinión mía, es buena y los comentarios hacia mí, salvo hipocresías y mentiras piadosas, me elevan bastante, esto no me engola, yo tengo 65 años y mi rosario sanitario, incluso llevo el control diario de tomas, 17 pastillas diarias, así como las próximas cita y controles por unas tablas que creé en el pc para colaborar a no memorizar tanto dato. Hablando de  mi aspecto, me llegan a echar hasta 10 y 12 años menos, lo normal es que como mínimo me quiten 6, pero eso no me sirve de nada. No me gusta hacerme mayor, con las ‘mutilaciones y bajadas’ que ello conlleva, tengo los años que tengo y de nada me sirven comparaciones o adulaciones. Soy como una manzana agusanada, exteriormente, de buen aspecto, interiormente están ‘los gusanos’. Creo que el día que fallezca, los gusanos del cementerio van a encontrar poca materia. Perdón, no quiero ser tétrico, lo hago con cierto sentido del humor, es mejor llevarlo así.

Solo entre los meses de febrero y marzo, tengo unas 25 citas y todavía se pueden agregar más, no exagero un ápice. Tengo una agenda más recargadas que las mujeres bonitas del siglo XIX en los bailes, donde en un librillo que llevaban colgando de la muñeca, anotaba las peticiones que le interesaban para seguir un turno coherente.

Trataré de no aburriros con temas como este.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

MARI -

tu salud muy delicada, pero eres hombre fuerte, ya sabes hombre enfermo, hombre eterno. Nos enterraras a todos y tu quedarás. Ánimo que tu eres fuerte.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres