Blogia
ofloda

Todos los Santos

Todos los Santos

Felicidades a todos porque según la tradición hoy es ese día, el de ‘Todos los Santos’. Curiosamente entre los católicos se celebra un homenaje a los difuntos, cuando ese día es el 2 de noviembre. Yo soy de los que piensa, pero yo, sabéis soy muy raro, que hay que dedicar un día especial a nada. Si amas no me sirve San Valentín (14 de febrero). Si añoras la ausencia de los seres queridos, este recuerdo debe perpetuarse, no dedicar a ello un día concreto, por mucho que se hablen de tradiciones. Con estas celebraciones les llegan chollos a comerciantes indiscriminados que aprovechan cualquier situación para hacer de artículos conmemorativos auténticos ‘lujos’.

Además si nos introducimos en costumbres foráneas, nos da como resultado, por ejemplo la exaltación, en este momento de un Halloween, festividad de origen druida, celta que nada tienen que ver con nuestras tradiciones.

Haciendo algo de historia sobre ello diré que:

“”halloween  (pronunciar jalouín)
Por fuerza de la mundialización, tradiciones heredadas de esta antiquísima fiesta de origen celta se están extendiendo tan rápidamente en los países hispanohablantes que tal vez valga la pena echar una ojeada a su origen, por más que *halloween* no sea una palabra de nuestro idioma.
En la Antigüedad, en Bretaña, Escocia e Irlanda, se festejaba la fiesta de Samhain el 31 de octubre, último día del año en los antiguos calendarios celtas y anglosajones. En esas ocasiones, se encendían grandes hogueras en lo alto de las colinas para ahuyentar a los malos espíritus y se creía que las almas de los muertos visitaban sus antiguas casas, acompañadas de brujas y espíritus.
Con la llegada del cristianismo, se estableció el primero de noviembre como Día de Todos los Santos y el 31 de octubre pasó a llamarse en inglés *All Saints’ eve* (víspera del Día de Todos los Santos) o también *all Hallows‘ eve*, de donde derivó *halloween*. *Hallow* es palabra del inglés antiguo que significa ‘santo’ o ‘sagrado’ y que, como el moderno vocablo *holy* proviene del germánico *khailag*.
Muchas de las tradiciones de *halloween* se convirtieron en juegos infantiles que los inmigrantes irlandeses llevaron en el siglo XIX a los Estados Unidos y desde
allí se han extendido en las últimas décadas por el mundo hispánico.””

 

No me desvía a esta forma de verlo mi catolicismo relativo y estancado, así me bautizaron, yo no elegí y ahí me he mantenido sin ejercer prácticas y adorar cultos. Las religiones e iglesias diversas como instituciones manipuladoras de paupérrimos intelectos imponen festividades para homenajear a su antojo. Yo, sin considerarme agnóstico total y, respetando las creencias de cada cual, discrepo bastante de la celebración de cultos por imposición y manipulación o  conveniencia.

Para mi cualquier día puede uno hacer dedicatoria a cualquier emotividad sin centrarse en esquemas preestablecidos.
 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres