Blogia
ofloda

LA RUTINA ¿ES PASIVIDAD, CONFORMISMO. ETC? – 11/03/2013

LA RUTINA ¿ES PASIVIDAD, CONFORMISMO. ETC? – 11/03/2013

 Quizás no he enfocado bien el título, algo que suele dar quebraderos de cabeza hasta los más avezados escritores y columnistas.

Rutina, defino yo, es la repetición consecutiva de una forma de vida.

Yo, me acuso, soy muy rutinario y es algo que no lo he llevado con jactancia todo lo contrario. He creído ser monótono, aburrido, simple, pesado, etc. Con ello no me refiero a mis estudios o vida laboral, ahí, pienso, siempre fui, más bien, creativo.

Lo de la querencia al conservadurismo de mi vida libre, y con el tiempo se acrecienta, es seguir la ruta por los mismos pasos sin salirse un ápice del camino ya marcado o autoestipulado.

Yo no le di importancia a esa forma de ser pero si lo comentabas con allegados me tachaban de acomodaticio y poco implicado.

Mira por donde en uno de tantos de sus brillantes artículo periodísticos en la revista complemento de ABC de los domingos, XLSEMANAL (la recomiendo por su contenido en general) la uruguayo-española Carmen Posadas, habla sobre el tema bajo el título de ‘BENDITA RUTINA’. Empieza el párrafo como, no sé porqué, suelen hacer excelentes escritores o articulistas, con una falsa modestia, dice “En mi vasta incultura”. Nada más lejos es una muy instruida persona. Continúa que nunca había oído hablar de Konrad Lorenz. Es posible que sea verdad porque aunque el doctor sea un premio Nobel, al serlo de medicina, siempre son más distinguidos en niveles científicos. Comenta que es el padre de la etología que se encarga del estudio del comportamiento de los animales, incluidos los humanos.

Dice, textualmente, el Dr. Lorenz “La rutina no es solo aburrida, cansina o de ´pringaos’, sino muy necesaria, sobre todo en los tiempos inciertos como los que vivimos”.

Ella aduce, como yo pensaba, que la rutina está como una mala palabra y que la gente huye de ella, vivir a mil, centrifugarse a tope. Ir como pollos sin cabeza por ello ahora desvelo un poco el tratamiento expresado por el eminente y premiado doctor y agradezco que lo saque a la luz mi admirada Carmen Posadas.

 

Posiblemente, en algún momento, todos somos algo rutinarios. Si nos gusta algo del orden que sea no solemos salir de ello. Pongamos un ejemplo ‘los géneros de cine’. Sabemos que existen muy diversos temas para filmar películas. Al igual que en la vida puede estar el cine realista, el que nos cuenta el modo de vida cotidiano y en el que los actores podríamos, casi, ser cualquiera dado que de nuestra propia vida ya lo somos pero tiene su mérito hacer prototipos diversos de personas. Está el cine, llamado negro, no sé si esta coloración se debía al tono de blancos y negros de las películas o porque el tema que tocaba se refería a hechos de tipo policial o del lado contrario del cine de las mafias existentes en los años veinte en los EEUU, grandes actores ya actrices, inmensos directores, dominadores del desarrollo temario, extraordinarios guionistas, etc. Creo se nota que soy ‘aficionado’ al género.

El cine histórico, de la Grecia y Roma antiguas, los llamados ‘peplos’, luego esa historia trasladada al medioevo y más adelante a otras guerras que, desgraciadamente, iban evolucionando en sus masacres y uso de, cada vez, más sofisticadas armas, la comedia musical, procedente del Broadway neoyorquino. Dentro de estas destacaría WEST SIDE STORY, la historia de los latinos provenientes de Puerto Rico, estado asociado, en su lucha contra los yanquis, ‘envueltos’ en grandes canciones y danzas, ¡vedla! Aunque haya pasado el tiempo es parte de una casi romántica historia, en donde el fantasma de Romeo y Julieta vuelve a ‘asomar’.

Después el llamado cine de acción. Se hicieron famosos los ciclos de James Bond, Sean Connery, Roger Moore, Timothy Dalton, Pierce Brosnan y Daniel Craig el último, de momento, dieron vida a un detective omnipotente y luego ya el tipo de película futurista. Seguro que me dejo algo en mi tintero pero tampoco soy un especialista ni crítico cinematográfico

Al principio, estos espionajes me gustaron pero, claro, los cambios de protagonistas hacen que te desenfoques un poco, no ves lo mismo aunque la trama escrita por el británico Ian Fleming fueran de categoría excelente.

A mí, personalmente, el cine que menos me gusta es este último, no me gustan las profecías en general, Santo Tomás, ver para creer.

Hubo un cine en los 60, impresionante pero complicado, me costó entenderlo pero en parte lo conseguí. El director Ingmar Bergman, sueco, con actores de la talla de Max Von Sidow, Ingrid Thulin, Liv Ullman, Bibi Anderson, etc.

La primera que vi, tendría yo unos 15 o 16 años, fuel El séptimo sello, hasta te daban un programa, era costumbre de antes en los cines que te dieran programas de las películas, con un descripción y explicación de los hechos, era difícil de entender, yo lo llegué a conseguir después de verla 3 veces y no he sido muy dado a redundar en los filmes.

Luego títulos importantes que recuerdo ahora mismo como ‘El manantial de la doncella’, ‘El rostro’, ‘Fresas salvajes’, ‘Fanny y Alexander’, etc. Completaron un fantástico ramillete de auténtico valor cinematográfico.

Con el tema del cine doy por concluso, se podrían poner otros ejemplos pero creo qu es suficiente, el tema de los aspectos rutinarios de nuestras vidas. Actuamos muchas veces por inercia.

Incluso con el paso de los años sueles caer ya en ese pozo sin fondo.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres