Blogia
ofloda

CARNAVALES – 17/02/12

CARNAVALES – 17/02/12
Hoy comienza una nueva algarabía, no salimos de una y ya estamos en otra por eso me pregunto ¿qué es la crisis?. Yo, ya lo he dicho en más de una ocasión, nunca he sido aficionado a ningún tipo de manifestación de expresiones, claro, prefiero que la gente se divierta, sin molestar a otro, cosa difícil, porque los que viven en los entornos de los lugares habituales de festejos callejeros sufren sus consecuencias. Hoy en Telemadrid lo ha dicho un vecino, de unos 40 años que, a él si le molestan es por la parte que le toca de poco descanso y mucho alboroto.
Los locales, bares y otros de la zona, recomiendan a su público que cuando salgan a la calle, lo hagan con el menos escándalo posible pero, el público, cuando somos masa incontrolada no pensamos nada más que en nuestro cachondeo, sálvese el que puede, si les tocara a ellos también les molestaría.
Yo llegué a pensar que, más bien era algo raro, si tanta gente se divertía sería yo el discrepante, luego me he convencido de que esto no es así. Los que salen con alborotos se les oye, los que no salimos, seguro que mayoría, como no se nos oye pues no destacamos.

Ocurre con el desagradable botellón juvenil que, además no es cuestión económica, porque en muchos botellones circula la droga y esa no es gratis precisamente. Pues claro otros que destacan, mientras una mayoría de jóvenes responsables y consecuentes silenciosos tampoco son objeto de noticia.
Ya si nos metemos en política, digo manifestaciones, apaga y vámonos, sindicatos y grupos de izquierdas, los amos de la calle, han estado aburridos durante 8 años en le mejor industria nacional, la Fábrica del Paro que nunca detuvo el Rodríguez y que en lugar de dejar las arcas llenas como hicieron otros gobiernos, el las deja esquilmadas y 5 millones de parados, más que en países desbocados como Grecia, Irlanda y Portugal. Ese es el mérito de un mal desgobierno, en el que han esquilmado al erario, se han enriquecido y en las reglas del juego hasta el Rey les da una cena, el Parlamento otra y no digamos sobre las pensiones vitalicias de presidentes y amplias indemnizaciones al gobierno por lo mal que lo han hecho, 5 millones han tenido la culpa y vuelven a sus cargos ricos y vanagloriados cuando no, se quedan en el parlamento con voz y voto y sino a esa, sin sentido, Cámara Alta que es el Senado, donde unos señores, en número de más de 200 viven a cuerpo de rey, tienen traductores de alto coste para que cada uno intervenga en su lengua al uso y luego se van a comer todos juntos y se hablan en castellano que es el que saben todos.
Bueno volvamos al tema Carnaval. No pensé nunca que la iglesia católica, por intereses propios fuera condescendiente con los Carnavales. Anunciaban que llegaba el dominio de su Cuaresma.

Entre los mucho Carnavales mencionados en España hay un que casi nadie conoce y está declarado de interés turístico nacional y es el de Badajoz pero, ya sabemos que los extremeños poco cuentan, solo contaron cuando en nombre de la corona conquistaron los principales puntos de América pero de eso hace muchos años. Mucha culpa tienen ellos, sus capitalistas no invirtieron en Extremadura llevaron su dinero a Cataluña y los extremeños con las orejas gachas asumieron solo sus lamentos.

Sus conquistadores, junto con castellanos y vascos fueron los más nombrados, hoy en día bajo el mandato eterno del Rodríguez Ibarra se quedaron enquistados y lamentándose. Es una pena viví el año 75 en Cáceres 9 meses y observé todavía las grandes diferencias sociales, volví 10 años después y poco había cambiado el panorama y me imagino que aún ahora siguen bajo mínimos. No sé si la primera vez que un gobierno de derechas les gobernara podrá solucionar las lacras dejadas por los izquierdistas que poco hicieron por el pueblo y mucho por los señoritos.

Aunque en ciertos comentarios recogidos se dice que en países protestantes no se asocia el carnaval, me vino a la mente un documental sobre el Mardi Gras:
Esto dicen de él:

Mardi Gras es el nombre del carnaval que se celebra en Nueva Orleans, Luisiana y Mobile, Alabama (EEUU). Su nombre deriva del francés, que se traduce directamente al español como "martes graso", (semejante al Jueves Lardero español) pero se denomina tradicionalmente como "Martes de Carnaval". Se celebra el día antes del Miércoles de Ceniza. Mardi Gras es propiamente el desfile que tiene lugar el último día, aunque muchas veces, se le asocia con toda la temporada. El llamado "Martes de grasa" se refiere a que era el último día para disfrutar de los placeres tanto culinarios como carnales antes de la época de abstinencia que marca el inicio de la Semana Santa y la Cuaresma.

Desde el punto de vista técnico y rebuscado ahí va lo conseguido:
El "CARNAVAL INDIO" es una celebración pública que tiene lugar inmediatamente antes de la cuaresma cristiana, con fecha variable (desde finales de enero hasta principios de marzo según el año), y que combina algunos elementos como disfraces, desfiles, y fiestas en la calle. Por extensión se llaman así algunas fiestas similares en cualquier época del año. A pesar de las grandes diferencias que su celebración presenta en el mundo, su característica común es la de ser un período de permisividad y cierto descontrol.
El origen de su celebración parece probable de las fiestas paganas, como las que se realizaban en honor a Baco, el dios del vino, las saturnales y las lupercales romanas, o las que se realizaban en honor del toro Apis en Egipto. Según algunos historiadores, los orígenes de esta festividad se remontan a las antiguas Sumeria y Egipto, hace más de 5.000 años, con celebraciones muy parecidas en la época del Imperio Romano, desde donde se expandió la costumbre por Europa, siendo llevado a América por los navegantes españoles y portugueses a partir del siglo XV.
El carnaval está asociado principalmente con el catolicismo, y en menor medida con los cristianos ortodoxos orientales; las culturas protestantes usualmente no celebran el carnaval o tienen tradiciones modificadas, como el carnaval danés.
Según el libro Guinness de los récords, la celebración del carnaval más grande del mundo es la de Río de Janeiro;[1] y la mayor agrupación carnavalesca (comparsa), Galo da Madrugada de la ciudad de Recife, sitio de otro carnaval muy importante.[2] Otros carnavales internacionalmente famosos son los de Santa Cruz de Tenerife y Cádiz en España (ambos son los únicos del país con reconocimiento de Interés Turístico Internacional), Oruro en Bolivia, Venecia en Italia, Barranquilla en Colombia, Veracruz y Mazatlán en México. El más largo es el de Montevideo en Uruguay, ya que dura todo el mes de febrero.
Los etnólogos encuentran en el carnaval elementos supervivientes de antiguas fiestas y culturas, como la fiesta de invierno (Saturnalia), las celebraciones dionisíacas griegas y romanas (Bacanales), las fiestas andinas prehispánicas y las culturas afroamericanas. Algunos autores consideran que para la sociedad rural, fuertemente estructurada por el cristianismo, el tiempo de «carnestolendas» ofrecía mascaradas rituales de raíz pagana y un lapso de permisividad que se oponía a la represión de la sexualidad y a la severa formalidad litúrgica de la Cuaresma.
Origen del Carnaval
En la actualidad la fiesta del carnaval se celebra en los 3 o 4 días anteriores al miércoles de ceniza que da inicio a la Cuaresma cristiana. Estas fiestas preceden a un supuesto tiempo de recogimiento y ayunos.
Los orígenes del carnaval, según algunos historiadores, se pueden remontar hasta el tiempo de los egipcios y sumerios hace unos 5000 años.
Pero seguramente las celebraciones que más pueden haber influido son las de los romanos en la época de esplendor del Imperio, cuando en honor del dios Baco, el dios del vino, las gentes estaban durante días en una fiesta que compartían como iguales junto a los esclavos, algo que únicamente sucedía durante esa celebración.
Con la llegada de los europeos a América en el siglo XV, la fiesta del carnaval se introdujo en el nuevo continente.
A pesar de que es una celebración muy típica y antigua en la vieja Europa cristiana, tiene sus orígenes como la mayoría de las festividades, en antiguas tradiciones paganas.
El Carnaval "Cristiano"
El origen latino de la palabra carnaval, viene de “carnelevarium”, que se refería al hecho de quitar la carne, algo relacionado con la prohibición del consumo de carne en la cuaresma cristiana.
Durante la Edad Media a pesar de estar muy arraigadas las costumbres cristianas y de perseguirse a los que no seguían la tradición, la fiesta de carnaval tuve bastante auge debido a que era una forma de prepararse para los días de ayuno que se aproximaban.
En la actualidad
En nuestros tiempos, las fiestas de carnaval se han separado completamente de cualquier sentido religioso, a pesar de continuar celebrándose antes de la cuaresma. Aunque hay algunos lugares en los que se celebra al terminar la Epifanía el día 6 de enero. O en otros lugares como Alemania comienzan el día 11 a las 11 y 11 minutos.
Hay países como Brasil en los que el carnaval es un auténtico hito imprescindible del año, y en los que la preparación de la fiesta y la duración de la misma se alargan durante más de un fin de semana.
Lugares donde el carnaval es famosos y atrae a un público interesado en conocer la forma en que se celebra y disfrutar de días con las costumbres de la ciudad hoy en día, podrían ser: el Carnaval de Río, el de Santa Cruz de Tenerife, el de Venecia, o también es muy típico dentro de nuestro país el carnaval de Cádiz, alejado de la pomposidad de otros como los de las islas pero con el encanto de lo sencillo y la imaginación de los participantes. Sin olvidar por supuesto a las Chirigotas que siempre retratan con ironía y mucho humor los temas de actualidad durante el último año, en las letras de sus composiciones.
Se celebra en los distintos lugares de formas similares, pues siempre se presencian desfiles de carrozas, comparsas formadas por grupos de máscaras o bailarines vestidos con un mismo estilo que caracteriza a cada una de ellas así como bailes de disfraces.
El carnaval es una celebración pública que tiene lugar inmediatamente antes de la cuaresma cristiana, con fecha variable (desde finales de enero hasta principios de marzo según el año), y que combina algunos elementos como disfraces, desfiles, y fiestas en la calle. Por extensión se llaman así algunas fiestas similares en cualquier época del año. A pesar de las grandes diferencias que su celeb]ración presenta en el mundo, su característica común es la de ser un período de permisividad y cierto descontrol .
El carnaval está asociado principalmente con el catolicismo, y en menor medida con los cristianos ortodoxos orientales; las culturas protestantes usualmente no celebran el carnaval o tienen tradiciones modificadas, como el carnaval danés. La celebración del carnaval más grande del mundo es el Carnaval" class="discreet">Carnaval de Brasil y la más larga es el Carnaval" class="discreet">Carnaval de Uruguay, pero muchos otros países tienen importantes celebraciones, como la que se celebra en Italia, en el Carnaval" class="discreet">Carnaval de Venecia.
Los etnólogos encuentran en el carnaval elementos supervivientes de antiguas fiestas y culturas, como la fiesta de invierno (Saturnalia), las celebraciones dionisíacas griegas y romanas (Bacanales), las fiestas andinas prehispánicas y las culturas afroamericanas. Algunos autores consideran que para la sociedad rural, fuertemente estructurada por el cristianismo, el tiempo de «carnestolendas» ofrecía mascaradas rituales de raíz pagana y un lapso de permisividad que se oponía a la represión de la sexualidad y a la severa formalidad litúrgica de la Cuaresma.
Las antiguas denominaciones castellanas carnal,
carnestolendas y antruejo, fueron poco a poco siendo
reemplazadas desde la época del Renacimiento por la
denominación italiana gracias a la fama de la pompo-
sa celebración de esta fiesta en la Italia renacentista.
El Diccionario de la Real Academia define el car-
naval como los tres días que preceden al miércoles de
Ceniza (no 6 como algunos alumnos del centro pre-
tenden). Fiesta popular que se celebra en tales días y
consiste en mascaradas, comparsas, bailes y otros re-
gocijos bulliciosos que se amplía en nuestra comarca
con el culto al toro. Nuestro diccionario considera si-
nónimos de carnaval los términos antruejo y carnesto-
lendas. Sebastián de Covarrubias en su tesoro de la
Lengua Castellana y respecto a antruejo afirma:
«Este vocablo se usa en Salamanca y vale lo mismo
que carnestolendas y en las aldeas le llaman antroydo.
Son ciertos días antes de Cuaresma que en algunas
partes los empiezan a solemnizar desde los primeros
días de enero, y en otros por San Antón. Tienen un po-
co de resabio de la gentilidad y uso antiguo, de las
fiestas que llamaban Saturnales, porque se invitaban
unos a otros y se enviaban presentes, hacían máscaras
y disfraces, tomando la gente noble el traje vil de los
esclavos, y los esclavos por ciertos días eran libres y
no reconocían señor»
ACTOS TÍPICOS DEL CARNAVAL A TRAVÉS
DE LA LITERATURA
A través de una serie de textos literarios pondre-
mos de manifiesto los actos propicios de la época car-
navalesca en la que los habitantes de ”farinatópolis”
nos podemos en cierta medida reflejar.
Gaspar de Lucas Hidalgo en su obra Diálogos
de Apacible Entretenimiento, que contiene unas
Carnestolendas de Castilla, afirma:
Martes era, que no lunes,
martes de Carnestolendas,
víspera de Ceniza,
primer día de Cuaresma.
Ved qué martes y qué miércoles,
qué víspera y qué fiesta;
El martes lleno de risa,
el miércoles de tristeza.
La mujer se viste de hombre
y el hombre se viste de hembra.
¡Qué abundancia de cosas,
qué de aparato de mesas,
capones, pavos, perdices,
conejos, gallinas tiernas.
¡Qué de gritos por las calles,
qué de burlas, qué de tretas,
qué de harina por el rostro,
qué de mazas que se cuelgan;
Trapos, chapines, pellejos,
estopas, cuernos, braguetas,
sogas, papeles, andrajos,
zapatos y escobas viejas!
y con ser tan grande el frío,
la gente se abrasa y quema….
Todo esto, excepto mi introducción es sacado de diversos puntos de mi escudriñar internauta.
Plato en mesa, servido.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Adolfo -

Sí, efectivamente, estaban, generalmente, prohíbidos, ignoro el porqué, aunque creo es fácil deducir, 'motivos de seguridad' y que no hubiera ocultimos autorizados.
Era ilógico permitir los carnavales y, previamente, chequear a cada asistente.

Paco -

Amplio artículo, pero yo recuerdo que el "Tio Paco" tenía algo prohibido durante éstas fiestas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres