Blogia
ofloda

LOS TIEMPOS ADELANTAN QUE ES UNA BARBARIDAD – 03/11/11

LOS TIEMPOS ADELANTAN QUE ES UNA BARBARIDAD – 03/11/11

 

            La zarzuela es la forma española de la Opereta, representación teatral que, a diferencia de la ópera, no es totalmente musical sino que alterna partes habladas y partes musicales.     

El auge de la zarzuela llegó, en el siglo XIX, a partir de 1839, con los músicos Francisco Barbieri y Emilio Arrieta. Muchas veces el éxito de la obra se debía a una o más canciones que el público aprende y da a conocer oralmente a los demás por medio de representaciones acústicas, como ocurría con los cuplés. El engranaje de la obra siguió siendo el mismo: números hablados, cantados, coros, que se aderezan con escenas cómicas o de contenido sexual que, generalmente, son interpretadas por un dúo. Abundaba el género costumbrista y regionalista y en los libretos se recogía toda clase de modismos, regionalismos y jerga popular para asegurar que la interpretación fuera un éxito,

      En ésta época se divide en género chico (zarzuelas de un solo acto) y género grande (zarzuelas de dos, tres o más actos). Se adoptan temas costumbristas, populares, cómicos y bailes españoles. Algunos autores de esta época son Emilio Arrieta, Federico Chueca, Fernández Caballero, Tomás Bretón y Ruperto Chapí. En el siglo XX comenzó el declive de la zarzuela.

      La verbena de la Paloma es una zarzuelita (tipo de zarzuela en un acto), denominada sainete lírico, con libreto de Ricardo de la Vega y música compuesta por Tomás Bretón. Se estrenó el 17 de febrero de 1894 en el Teatro Apolo de Madrid. Lleva el subtítulo de El boticario y las chulapas y celos mal reprimidos.

      Uno de los personajes cómicos más castizos y chulapos es el de D. Hilarión en donde se hizo famosa la frase en su boca de ‘Es que los tiempos adelantan que es una barbaridad.’

      Interpreto que esta sentencia se ha producido siempre, quizás lo que influye es la ‘velocidad del adelanto’.

      En los momentos actuales este ‘adelanto de los tiempos’, técnicamente, sobre todo, se ha disparado.

      Como parece que en diversas opciones se dice que todo está inventado, volvemos al ‘vintage’.

      Hasta en pasarelas de renombre se recurre a este modo.

      Vintage es el término empleado para referirse a objetos o accesorios de calidad que presentan cierta edad, los cuales sin embargo no pueden aun catalogarse como antigüedades. En la actualidad, el término se ha generalizado y se utiliza para designar instrumentos musicales, automóviles, libros o fotografías. Pero aquí también ha entrado con fuerza la moda y el tema de los vinos.

      Esta retrospección se contrarresta con lo raudo que figuran los estilos musicales, libros, películas, etc.

      Es mis tiempos juveniles, voy a hablar de la década de los 60, las listas musicales de los diversos países variaban poco a poco y en el número 1 se mantenían canciones y cantantes o grupos varios meses. Igual ocurría en el cine, películas en los llamados cines de estreno, con 3 sesiones o pases diarios duraban hasta más de un año. Entonces te daba tiempo a recordar canciones, películas. Hoy en día la canción de ayer, en general, pasa a un término inferior y cuesta elegir en lo nuevo del día a día. En el cine, todos los viernes hay estrenos y raro es que una película esté dos semanas en cartel. Las listas de libros, aunque menos ajetreadas, también tienen dificultades para aguantar puesto en los 5 primeros lugares.

      Pero existen otras circunstancias más veloces y es el campo del electrodoméstico grande o pequeño y si nos metemos en términos de fotografía o soportes informáticos, los productos quedan obsoletos en un máximo de 6 meses o menos, te debes templar y conformarte con lo que adquiriste. Realmente, a nivel particular, llega un momento que no precisas otros artilugios pero es que encima las empresas de telefonía e internet promueven una amplia gama de novedades atractivas para el curioso.

      En los electrodomésticos están los aspiradores, los robots de limpieza, las planchas de vapor, licuadoras, lavadores, lavavajillas, hornos, vitrocerámicas de inducción, frigoríficos, humidificadores, etc. En otros usos, televisores que no paran de evolucionar, reproductores/grabadores de música y cine, cadenas musicales, audiciones musicales en MP3 o 4, cámaras fotográficas digitales, vídeo-cámaras y ya el campo informático: pc’s de mesa, portátiles, netbooks, reproductores portátiles de cd’s, llaves de recarga de músicas o películas, discos duros externos, teclados y ratones inalámbricos, ipods, ipads, tablets, teclados enrollables, mandos a distancia por doquier y el, cada día más abundante, mundo de los móviles que hacen y conllevan de todo.

      Hoy yo me he sumado a variaciones. Telefónica, la compañía con la que tengo mis contratos de telefonía y adsl para internet, me ha instalado una ampliación de velocidad de los 10 megabytes que tenía a 50, por el sistema de la fibra óptica, la instalación y aparatos necesarios para su funcionamiento y el coste de mantenimiento no me ha supuesto desembolso alguno y para remate por la tarde un amigo, le teníamos solicitado, nos ha proporcionado un eBook que puede llegar a contener hasta 3.000 libros.

O sea, aunque no lo pretendas, esto es un ‘no pares, sigue sigue…’

Por eso sirve y se aplica lo de los tiempos adelantan que es una barbaridad.

 

     

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Carmen -

Jjajajajaa, manudos 2 manivelas estais hechos

Adolfo -

Los políticos nos taladran con sus mítines, no utilizan ni manivela. Jjjjjj

Paco -

La zarzuela siempre me gustó, quizá porque mi padre, un tío mío y mi abuelo fueron músicos y también les gustaba.
A propósito de ·Vintage·, aún conservo una herramienta pasada de moda que sirve para hacer taladros, que funciona a "motor gallego" (a manivela), ¡cómo han cambiado los tiempos!, hoy puedes hacer un taladro hasta con rayo laser.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres