Blogia
ofloda

DIVERGENCIAS COMPLICADAS

DIVERGENCIAS COMPLICADAS En toda relación entre varias personas pero atengámonos al número dos, es decir a una pareja, existen constantes contrastes de pareceres, la simetría es imposible. De cualquier tema que se toque, siempre existirá, por el motivo que sea una diferencia, bueno eso no quiere decir que a tal pareja no les pueda gustar a los dos el color azul o un tipo de música o literatura similar o ciertas maneras de solazamiento, pero hay que partir de los arraigos que se tengan desde el origen de ambos. Las costumbres o formas de vivir en cada casa, van formando personalidad en cada elemento. Eso no significa que porque un padre en sus ratos libres lea constantemente, los hijos que tenga van a ser todos buenos lectores, pero no les extrañará ya ver a otras personas con un libro en las manos, es decir los arraigos y costumbres crean cierto seguimiento o motivación. En una relación virtual, muy extendida hoy en día, la ha proporcionado la técnica, entonces cuando se disiente por algo es más difícil la concordancia ya que solo una razonada exposición por medio de escritos o algún contacto telefónico pero con la falta, diría’ yo de los que expresa el gesto se menoscaba una explicación. Puedes expresarte muy bien pero no ser captado de esa manera, el lector camina por un sitio cuando el escritor quería dar a entender otra cosa y eso, como digo, en directo, se discute y razona, pero sin la presencia física falta la expresión que es fundamental para dar el matiz necesario.Históricamente, muchas relaciones han existido a través de cartas y estás a veces tardaban hasta meses en llegar, cuantos de estos legajos quedaban sin contestar, bien por extravío o por circunstancias que no propiciaban la entrega. Entonces la relación quedaba sin resolver, sin saber cual era, realmente, la razón de algo. Difícil entonces para establecer un convenio pero, curiosamente, mucha literatura y grandes amistades se han fraguado rasgando signos en un papel mediante una pluma de ave, un plumín ya de acero con recarga continuada en el tintero, era el medio para un tratamiento amatorio o de amistas o de parecer ilustrativo.Volviendo a lo más actual, a la técnica casi al instante, si te cuenta el oponente que va a acudir a una celebración, cena, fiesta o cualquier evento con el objetivo de pasarlo bien y tu objetas que no estás de acuerdo, te llaman, enseguida, incomprensivo. En una palabra si expresas tu libre opinión ya llegas a ofender por exponer tus razones y te dicen que estás al borde de la ofensa en tus comentarios. Luego únicamente el que dice lo que piensa hacer es que lo piensa hacer, no es que consulte un ¿qué te parece?, sabe que no va a gustar de sobra y trata con los argumentos de siempre ‘el que no va a hacer nada’, ‘es solo una reunión de amistades que tenemos esta costumbre’, etc justificaciones que el que las recibe se siente todavía peor porque ¿entonces para que le preguntan?, para que conteste ‘sí’, para eso no hace falta consulta. Si tu dices que las celebraciones son demasiadas, te contestan que son una vez al año, pero no cuentan y suman con que una vez al año cada una y además hasta te distinguen si es por familia, amistad, residencia, fines de curso, costumbre arraigada, etc. Con lo que la suma anual de festejos, como mínimo hay una por mes, eso sin quitar las salidas diarias y encima la persona, objeto de tanta salida, se siente ofendida por comentarios.Nunca se cuenta con el que está a distancia, si encima es celoso, su ritmo de vida es diferente, lo encaja mal y trata de comprender que, esa tu pareja, es respetable, de lo que no te puede responder, porque lo ignora es de la respetabilidad de los participantes en las fiestas y puestos en juerga se baila con quien sea, entonces ya no es un baile particular, se baila con el listo que está al acecho, esperando los movimientos oportunos, para acercarse, graciosamente, a su presa y ya enzarzarse porque como todo está ya en ebullición que más da bailar con fulanito que con menganito si total son unas vueltas, pero que el listo suele saber aprovechar, nunca buscará la más fea, la fiesta se prolonga hasta caer exhausto y tú en tu casa estás exhausto de dar vueltas en la cama y mientras tu has dado esas vueltas, tu pareja las ha dado con otro, de acuerdo, ella sin ánimo de nada. Y se acaba esta fiesta y ya se mira la agenda de la próxima y encima, si respondes que te tendrás que aguantar por no discutir, te dicen que no pretenden tu sumisión pero, una vez más si dices algo al respecto te tratan de ofensivo insoportable y te dicen que ya es demasiado y te sueltan que tienen su vida y que es su modo de vida que tu tendrás el tuyo. En una palabra la llamada ley de embudo, donde el que protestas siempre se queda con lo más estrecho. Nunca oirás decir, ‘vale, si no te gusta a ti, esta vez me quedaré en casa’, eso ni lo esperes, no seas iluso, total por otra vez al año.Sería deseable ver si los papeles fueran al revés, la pareja fuera también celosa y tu le contaras que hoy vas a aquí, mañana allí, pero que en total cada cosa solo es una vez al año, veríamos si las cosas se observarían con el mismo prisma, pero no, ya digo la ley de embudo. Es fácil cuando sabes que a ti nunca te toca soportar y además en nada de nada, solo te molestan los reproches y es reproche todo lo que no sea un sí explícito y comprensivo.  
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres