Blogia
ofloda

TRADICIONES CELEBRACIONES

TRADICIONES CELEBRACIONES Comprendo que mi poco espíritu de festejos me aleja bastante de actos o rituales conmemorativos. No me gustan las reuniones obligadas, ni fiestas, en general, me gustaron.Si analizáramos un poco el porque de estas celebraciones, posiblemente, se dieran menos.Me viene a colación que cosas de este estilo se han dado mucho en guiones de cine. Sobre todo en aquellas clásicas películas norteamericanas, donde el curso de tal o cual año, anualmente, celebraban un tipo de convención. Claro los asistentes, ya en vida profesional, vivían dispersos por tan inmenso país. Alguien que se propiciaba como director de esa Asociación de Antiguos Alumnos, hacía la convocatoria. Estos boatos se celebraban en torno a una gran parafernalia, en donde cada uno acudía con su mejores galas exteriores, en principio, e interiores, después y se trataba de hacer de ello un festejo unificador y amigable, donde mantener aquellos primeros brotes de su conocimiento, en la escuela, graduación posterior, etc. Pero, insisto, analizando, nada más lejos de ese objetivo. Toda una antítesis. Cada uno de los asistentes preparaba su guión. Lógicamente, la vida se muestra más generosa con unos que con otros, a veces, por la valía, a veces, en colaboración con la fortuna o suerte. Al que le había ido bien, no tiene que hacer grandes esfuerzos. De momento van con sus mejores galas y habla y habla de lo bien que todo le ha funcionado, los éxitos acumulados, la felicidad de su vida, etc. Se trata de envidiar a los demás, se trata de ser el mejor, el más sobresaliente. Por supuesto si hay algún inconveniente ese ni se menciona es como si estuviera en la otra cara de la luna. A los que no les ha ido también, son, en realidad, los más, porque están los que les ha funcionado normal, no son ambiciosos y se conforman, pero el que ha tenido adversidades, las disfraza como buenamente puede y se inventa cuentos, sobre todo parecidos al de la Cenicienta.Esto ya digo ha sido tema de innumerables guiones, donde al final, todo se descubre más o menos.Bien pues en la vida real, sin tanta preparación, ocurre por el estilo. En todos los países hay comidas, cenas, tertulias, pero vamos a hablar del nuestro. Hace varios años, se empezó por costumbre en los trabajos y hacia final de año durante el mes de diciembre los compañeros de ciertos de departamentos de empresas se reunían a comer como celebrando la despedida del año, en parte parecía como si fuera hacer mayor hermandad y hablar de temas diferentes de los laborales, cosa que en muchos casos no ocurría. Se acostumbra a ir solo compañeros, me refiero que entonces no iban las mujeres. La juerga pues solo consistía en comer algo más especial que lo rutinario y los más graciosos llevaban la batuta de la fiesta. Con ocurrencias, chistes etc. En principio en el banco donde yo estaba esta comida o cena, corría por cuenta de la empresa, era como un premio al departamento u oficina, pero claro, comenzaron los abusos de mandar facturas cada vez más abusivas y cortaron de raíz. A partir de ahí pues se hizo, lo que se llama a escote. Bien el objetivo se cumplía a medias, porque estaba la parte del inicio, comida abundante, bromas y demás, pero luego en las tertulias siempre salía ya a relucir cosas del trabajo, cosas en las que se discrepaba o se estaba de acuerdo, incluso en algún momento se hacían acusaciones entreveradas, que claro el de más rango, en este caso yo, trataba de moderar rápido para que la cosa no fuera a más. Luego ya con los años, ahora sin ir más lejos, ya no trabajo y se instauró una comida por parte del departamento ahí si van los matrimonios que lo deseen, pero es inevitable se forman grupitos de los que se conocen más, como ya vamos varios jubilados, te indagan, que tal te va, hay bromas se habla un poco de todo, pero tu que ahora no estás ya en el ajo, ves el cotilleo que impera y la mala leche de los comentarios contra fulano o mengana que normalmente esos no sueles estar. Los que siguen trabajando hablan del trabajo, etc. Y los que no pues uno cuenta que si ha hecho esto o lo otro, que si se ha comprado esto o lo otro, en una palabra chismorreos. Sé que todo es igual siempre, hay a quien le gusta a mí, particularmente no, se podrá decir que entonces porque voy, bien pues así de sencillo porque mantengo amistad con 3 o 4 y de paso cumples con un requisito fundamental en estas tertulias la hipocresía. ¿Qué la vida es así?. Bueno, pues no queda más remedio que aceptarla otra cosa es que digas que ha sido estupendo y otra que discrepe, cada uno es libre de opinar.Nada tengo contra el que disfruta en esas tertulias, yo de verdad no sigo ese criterio y puedo hablar en contra pero respetaré las aficiones de cada uno aunque en mi interior las censure. Pero con eso pasa como con la mayoría de las cosas. Lo único es que a base de hipocresía va funcionando, porque si se dijeran las verdades o pudiéramos entrar en las mentes de otros, nos íbamos a llevar muchos chascos de esos que te elogian y te desean lo mejor. 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres