Blogia
ofloda

EL RETORNO

EL RETORNO Tras este paréntesis licencioso que me permito, aproximadamente, cada tres meses a mi retiro malagueño de Torremolinos, reaparezco de nuevo para seguir narrando algunas de mis curiosidades u ocurrencias. Seguro que para algunos resultarán aburridas, también tengo la ilusión de que a alguien algo les caiga bien, pero no es el objetivo presumir, nunca fue ese el objetivo, además no creo lleguen a superar el número de mis lectores los dedos de ambas manos. Pero tanto me da, a veces, me leo yo mismo y resulta curioso que dependiendo del tema en ocasiones desde que lo escribí al momento de darle un repaso, discrepo con algo de lo escrito. Está claro que es una variante de los estados de ánimo. No me voy a considerar sujeto a grandes obligaciones, desde que dejé mi actividad laboral, lógicamente, disfruto de más tiempo libre pero en cuanto tengo cosas pendientes de las que tengo planteadas me siento incómodo, me enervo, creo que no voy a alcanzar esos pequeños objetivos marcados por mí mismo. Me adjudico a diario una serie de obligaciones. No son importantes, lo sé, pero me resultan un compromiso a cumplimentar. Entonces sino lo cumplo me tensiono.
Bueno para que todo no resulte negativo, debo aclarar que los 17 días ‘costasoleños’ han resultado gratificantes, en lo que respecta a una modesta pretendida tranquilidad y disfrute climático. Pequeñas consideraciones sin importancia se han dado. En una viaje siempre existe alguna anécdota, más o menos positiva, pero carente de interés, es preferible privatizarla ya que de poco serviría a otras personas.

Me alegro encontrarme de nuevo entre vosotros. Espero resultar alguna vez agradable. ¡Gracias a todos (pocos) los sufridores.!

Imagen: Playa Carihuela, Pº Marítimo (Torremolinos)


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres