Blogia
ofloda

DESGANA

DESGANA (Al retrasarme al comentario ha perdido vigencia pero así fue en su momento y puede servir como ejemplo a circunstancias similares y aplacar ímpetus de agravio y extender una mayor comprensión.)
 

Sí, desgana, hoy me siento frustrado, me han tirado fuerte de las orejas, Yo tengo genio, aparentemente, soy autoritario pero se me amedrenta enseguida. No es por mantener mi criterio, vuelvo a repetir que no tengo inconveniente en dar mi brazo a torcer, vuelvo una vez más,  a comentar que las ‘conversaciones’ escritas son diferentes por expresivas que se hagan, en directo la palabra y el gesto forman un conjunto y aunque se discuta da lugar a resolver por vía más directa. Alguien se ha sentido profundamente ofendido por unos comentarios que, realmente si hice, pero que no tenían un sentido personalizado ni directo, hablé de algo que, además en ciertos momentos pasados, se decía mucho, posiblemente más en unos ámbitos que en otros. Con esa crítica tan acerba e incomprensiva me he sentido humillado. Cuando uno no tiene intención de ofender que le traten como agresor, desmoraliza mucho y máxime si esa opinión proviene de alguien que te conoce. Soy mayorcito y si quiero ofender voy al grano, no me ando con rodeos, esto ya varias personas de mi entorno lo debían conocer, no me esconde en insultos banales como  un cobarde. Hasta para manifestar y pretender mantener mi verdad he hecho algo insólito, he jurado por Dios (no valdría mucho al no ser practicante, pero cuando se hace se hace con convicción) sobre la vida de mis hijas para tratar de demostrar que mis intenciones no estaban encaminadas a circunstancias concretas. Hace muy poco tiempo me sentí, totalmente, ‘humillado y ofendido’, como la novela de Turgueniev por un engaño perdurable y manifiesto y lo resolví con unas preguntas lógicas a las que prometieron darme todo tipo de explicaciones, pero que al poco de insistir en temas, empezaron a molestar. Pero la vida es así, hago unas manifestaciones generalizadas y a mí se me toman como una ofensa imperdonable. Solo pretendo sinceramente limar asperezas, no merece la pena mantener enemistades por algo que, si es de difícil tratamiento, pero las aclaraciones debieran de servir para algo y si unas aclaraciones no bastan se profundiza más hasta dejar limpia la posible herida.

Imagen : Apatía, desgana, tristeza

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres