Blogia
ofloda

CAMBIOS PROFUNDOS (19/02/06)

CAMBIOS PROFUNDOS (19/02/06) Un simple saludo, una noble sonrisa, un signo de aprecio, son capaces de variar el estado de ánimo de cualquier momento marchito, mustio.
No se precisan de grandes expresiones de afecto para levantar el espíritu decaído de alguien. Si ese alguien, encima es sensible, la conmoción es insuperable. Se enardece la laxitud y decaimiento del afectado. Un mínimo gesto de aprecio, de reconvención, solventa situaciones trágicas y todo lo compendia esa simple actitud de bondad. Bien es verdad que cuando solicitamos atención, una simple complacencia nos realza, no tardará en reaccionar sin necesidad mayor. Pero, no le demos vueltas, somos ambiciosos si subimos el primer peldaño, enseguida pensamos que una secuencia de ellos te eleva al primer tramo y después de ese tramo, alcanzaremos el primer piso. Ya luego depende de lo alto que sea el edificio, pero siempre pretenderemos escalar, subir uno tras de otro.
Un montañero pretende alcanzar la cima, no se conforma con ir consiguiendo los albergues o refugios intermedios.  Claro esto resulta penitente y laborioso pero así es el proceso. Escalar y escalar.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres