Blogia
ofloda

CREDULIDAD EXCESIVA ¿INGENUIDAD?

CREDULIDAD EXCESIVA ¿INGENUIDAD? Tengo hoy tema largo y complicado de expresar y hacer comprensible. No me atañe, pero mi sensibilidad es muy permeable y me he quedado perplejo con una historia, casualmente, encontrada. Me he sentido en la piel del protagonista, cosa que, realmente, a cualquiera le pudiera haber ocurrido, pero que salvo que estés muy al tanto de estos temas, es de sorprender. Se venden exclusivas rosas y de amarilleo, en revistas y en la tele que la gente está ávida por conocer. Así que esto a su lado es como una derivación que, ya digo, excepto, por casualidad. no me hubiera llegado a enterar, dado que nunca leo una revista de esas, ni veo programa alguno relacionado con el ‘puteo entre ‘famosillos’’.
Creo que la descripción se va a llevar cierto espacio, no sé si completaré el asunto en un capítulo o dos.
Quizá personas más avispadas se rían de mis apreciaciones, no me importa, soy como soy y opino como quiero y lo que quiero.
Iniciaré con algo que no es el tema principal, pero es a modo de prólogo para que luego se digiera mejor la segunda parte. Pido respeto a los resabiados, creo que sobre estos asuntos se debería hablar más para tener en ojo avizor y advertir a algunos de que se provoquen escenas sin sentido.
A ver, empezaré por decir que uso en internet uno de esos programas, no sé si son autorizados o no, pero ahí están, para ‘bajarme’ música, cine y programas de aplicaciones, eso si, yo no me dedico a comercializarlos, son para mi uso personal. A lo que primero me dediqué y más atención doy es al tema de música, pero empecé haciendo pruebas con ‘bajar’ películas y elegí temas de los Hermanos Marx, siempre me gusto su ‘humor al absurdo’. Cayeron varios títulos y cual no sería mi sorpresa cuando vi que en algunos de ellos se enmascaraban películas de porno duro. Me pregunté ¿qué beneficio obtienen con este cambio si yo no he pagado nada? Ni siquiera existía una publicidad. Sigo sin entenderlo, porque detrás de títulos de reciente estreno, siempre te encuentras con lo mismo. Cuando para bajarte una película porno, no tienes el más mínimo problema si lo pretendes.
Ahora ¿quién no ha oído hablar de los ‘chateos’? Calientes o serios, bien pues ahí está el quid de la cuestión.
En el bar donde voy tienen una estantería con revistas y periódicos al servicio del cliente, yo mismo hay veces que cuando acabo una revista le dejo ahí por si alguien quiere utilizarla. Bien pues cogí una, no recuerdo el título con contenidos de programas informáticos. En ella había una sección que se llamaba algo así como “Cosas en la red”, no soy dado a historias y cuchicheos, pero leí un artículo en el que un fulano de edad aproximada a la mía unos 58 años contaba que desde hacía unos dos años mantenía relación virtual de chateo con una mujer, se inició de forma casual y fue progresando en trato y tono. Él es casado, con relaciones familiares tirantes por diversas causas y da con una mujer casada con apariencia familiar estable, pero encajan bien, tienen afinidades y van confluyendo y ‘progresando en el trato’. Ella le habla de que tiene 12 años menos. En esa progresiva intimidad, se cuentan de todo y hasta, lo normal, se enfadan, a veces, seriamente, algo clásico en relaciones amorosas. Además el es celoso. En esas tiranteces cuando surge el reencuentro, renacen brotes con más fuerza que los anteriores. Estas situaciones fortifican las ilusiones más y más. Los dos tienen carácter, pero como cuenta, al ser más celoso, con sus intrigas es cuando de vez en cuando agria algo los contactos por falta de confianza y reiteración en la  pedida de explicaciones. A pesar de todo la relación cada día es más amorosa y firme.
¡Aquí viene la gran sorpresa!. Recientemente, después de dos años, él recibe un correo donde ella le cuenta y se confiesa muy dolida y diciendo que no puede ocultarlo más. El tema es que en el inicio le engañó por coquetería en la edad y donde le dijo 45 resulta que la real eran 57 como los de él. Le amplia que en lugar de los dos hijos que tiene en casa, de 15 y 10 años, no son tales sino nietos la chica si de esa edad, el niño que está, a menudo, tiene 2. Le dice que su verdadera familia son 3 hijas y un hijo y ya ninguno vive en el hogar, tiene 4 nietos y por motivos ‘X’, la que me daba como su hija es su nieta. Claro se puso una edad que encajaba con los años de ambas, luego entonces es que ella se casó muy joven y tuvo hijos enseguida, con lo cual su nieta da para los años que me dijo que la había tenido con 30. Lo más intrincado es que se inventó un niño de 10 años, por el que sentía pasión. Todo mimo para el niño. Comentaba con ilusión que le niño le decía que tenía la mamá mas guapa del colegio. Pues el tal niño no existe, es el nieto de 2 años que está a menudo en su casa.
El caso es que además ese niño imaginario de 10 años, se ha ido con su padre de paseo en fines de semana, porque adora a su padre, es decir, todo funciona, normal, perfecto. Para detalles más íntimos hasta le cuenta, por lo que sea, puesto que entre ellos no puede existir relación directa, de sus períodos menstruales, cuando esto a determinada edad y salvo raras excepciones, ya no existen.
Según cuenta este atribulado hombre no entiende como en dos años, una persona que ella misma se considera algo despistada, que no tonta, dice que es una mujer excepcional, haya hilado tan fino y no haya cometido el más mínimo error. Dicen que se coge antes a un mentiroso que a un cojo, por los que veo los refranes flaquean, en este caso todas las mentiras estaban controladas milimétricamente.
¿Qué beneficio ha obtenido en engañar a un ingenuo con el tema de los años y el familiar?. Pues no lo entiendo, porque todavía cuando existan intereses creados se dará el caso en más de una ocasión, pero aquí no mediaba interés alguno, solo se habla de una coquetería inicial y que luego al estar enredada la madeja, le costaba encontrar salida a organizarla y hacerla bien. Ella dice que una vez que se metió en este lío no encontraba momento para salir de él, pero que se encontraba muy intranquila, por estar engañando a persona que quería tanto.
Él dice que para nada le importan los años que ella tenga, es más hasta se siente más cerca de ella, porque en un principio y saberse 12 años mayor pensó que ello podría ser un obstáculo en la relación, por mucho que se diga que cuando hay amor los años no importan, eso son tópicos, él piensa, de verdad, que la quiere igual, claro está muy dolido, el problema está que si ya él, al ser celoso, tenía dudas, ahora, estas, aumentarán pero creo que si ella se lo propone y actúa , por fin, con corrección ,  el tiempo irá alisando el camino.
Siguiendo con los celos, él le inquirió en muchas veces sobre otras posibles relaciones a través de internet o como fuesen, ella lo negó rotundamente, pero había detalles que denotaban contactos sin necesidad. Ella juró y perjuró que nada había y hasta cogió enfados monumentales con el tema, queriendo demostrar total inocencia, ahora tiene menos argumentos para hacerse fuerte en esas defensas, porque aunque sigue negándolo, después de una sarta tan amplia de mentiras como inventarse toda una vida, quien puede creer ciertas cosas. Pero ahora después de tanta trama misteriosa como inexplicable no es tan fácil creer algo sobre varios temas. Tendrán que haber argumentaciones muy firmes y demostrar una tremenda cohesión para que el ingenuo tenga una total certeza. Él persiste que tiene el propósito de intentarlo siempre que las explicaciones que solicite sobre cualquier tema vea que tienen coherencia. Algún derecho tiene que tener ahora ¿no?. Lo tacharon de angustioso cuando le estaban engañando.
Él, en el artículo, una y otra vez se pregunta ¿por qué?, ¿por qué?. Todo un enigma. Ella solo responde que le llevó a ello un acto de coquetería sobre el tema de la edad, cuando pudo estropearlo porque, opino que él al verse en una diferencia tan desfavorable podía haber tirado la toalla por tener cierto complejo. Ahora el considera que ante la edad de ambos se considera más cómodo y opina que la lástima es que los dos no fueran bastante más jóvenes, pero si así puede ser felices ¿para que darle más vueltas?. No obstante él comenta que requerirá de otros detalles para su propia satisfacción. Desde mi punto de vista tiene algún derecho ¿no?.
Para no prolongar más, en otro pequeño comentario describiré algún dato más. Ya digo él pretende una bonita reconciliación y puesta al día.

Muchas parejas solteras y jóvenes se han conocido por internet y funcionan, mi hija sin ir más lejos.


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres