Blogia
ofloda

CAMBIOS FORZOSOS DE ARRAIGO

CAMBIOS FORZOSOS DE ARRAIGO Entro en un comentario complejo. Entiendo el ‘progreso’ (a veces concepto muy mal interpretado), la evolución (a veces involución) pero los ‘posibles adelantos’, dejan huellas de nostalgia, porque borran estampas vividas y que serán imposibles de recuperar. Ya es tarde para la idea que se me ocurre sobre la marcha y es haber ido tirando unas fotos del sector cada 1 o 2 años para ir recordando como era y lo que es. En un barrio del distrito de Arganzuela donde vivo hace 29 años, pero a cualquiera que me refiriese, en ese espacio de tiempo han cambiado tantas cosas, lo mismo paisajísticas que de costumbres y formas. Y aún viviéndolo a diario que, en el fondo, te das menos cuenta, si hicieras de ello una retrospección, encontrarías que con tanto cambio, ahora ya ni recuerdas como era la realidad de cuando nos incorporamos. Quizá este barrio mío al ser un poco céntrico daba la sensación de poderse someter a menos cambios porque escaseaban solares para nuevas construcciones, pero claro también existía mucha vivienda antigua de poca altura que fueron siendo demolidas y ahí surgió el nuevo panorama, el dinero todo lo puede y manzanas enteras, de pronto eran presididas pon un gran cartel publicitario en el que ponía “RESIDENCIAL XXX”. En talleres de poca monta y algunas modestas factorías, se les dio buen dinero y se fueron alejando a zonas externas y naves industriales, alguna de las cuales, están sirviendo ya para su nueva negociación. Entonces estos huecos daban lugar a casas de 6, 8 o 10 plantas. Había unos inmensos terrenos de RENFE, pero por ello parecían intocables. Nada de nada, el dinero todo lo puede y la especulación está por encima de todo. Estos terrenos se convirtieron en un nuevo barrio completo con casas aparentes y piscinas interiores en recintos ajardinados. Ahora mismo, en zona muy próxima a Legazpi, plaza contigua al riachuelo que tenemos e inicio de la antigua carretera de Andalucía, unas calles totalmente industriales, el Matadero Municipal, el Mercado Central de Frutas y Verduras, todo ello, está siendo derruido y con la excusa de dotar de infraestructuras para disfrute vecinal, el resto de los amplios terrenos, están siendo ocupados por esos nuevos “            RESIDENCIALES XXX “. Así que una zona de costumbre tradicional de industria modesta se ha visto sorprendida por la impresión de espacios pagaderos en hipotecas a 50 años que Dios sabe quien las terminará de pagar. Un amplio plantel de plumas, esas grúas tremendas que a distancia parecen descomunales dinosaurios, balancean y levantan continuamente vigas, hormigones y hierros para el levantamiento de las nuevas construcciones. El cartel que ordinariamente domina todo el sector es el de PISO PILOTO y su correspondiente flecha, para enseñarte como va a ser esa vivienda que nunca será del todo tuya porque no dejarás de pagarla. En algunos casos serán nietos los que concluyan y liquiden la deuda contraída.
Es largo y tendido hablar sobre este asunto, por ello, habrá que ir desmenuzando temas para hacerlo más llevadero y comprensible. Hoy de momento he hablado de las nuevas construcciones, pero como digo, sobre estos cambios hay diferentes temas y asuntos a tratar y estos aspectos los iré desgranando sucesivamente para no hacerlo ahora demasiado intenso y tedioso.
(Continuará)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres