Blogia
ofloda

DESDE MI RINCÓN EN BAR-PISCINA BARRACUDA – 18/04/2013

DESDE MI RINCÓN EN BAR-PISCINA BARRACUDA – 18/04/2013

 

Quizás os aburra con tanto mencionar al llamado, por mí, ‘mi hotel’. La Barracuda, al final del antiguo barrio de pescadores, la Carihuela, hoy reconvertido en casas de tres alturas y, guardando cierto estilo pero de utilidad turística. Los bajos comercios, bares y restaurantes los pisos, generalmente, apartamentos de cierto nivel y estupenda situación, de un lado la típica calle del otro la inmediata playa. La zona del hotel ya corresponde al barrio de Montemar Bajo y el final de éste es la entrada a Benálmadena, otro pueblo turístico de buen nivel y sobre todo la zona baja, donde se ubica el puerto deportivo, Puerto Marina, hoy en día por la crisis ha bajado el tono, pero está lleno de discotecas y restaurantes muchos, ahora cerrados.

En el medio del puerto y unido por un puente un complejo de apartamentos lujosos y sus muelles acogen a cientos de yates, muchos en venta y otros que hace recorridos costeros programados o contratados.

Volviendo al hotel este tiene una situación ladeada de norte a sur, primera línea de playa, no pertenece a ninguna cadena, es negocio familiar y además con unas 70 habitaciones de propietarios que en su momento fueron, posiblemente, inversores y otros lo comparte con asistencias y rentando la propiedad. Fue un apartotel, tenía cocina americana en la que ahora solo hay un frigorífico.

Si queréis conocerlo entrar en <<www.hotellabarracuda.com>> y veréis al situación y otras cosas de las que os hablo.

En esta ocasión es la 77ª vez que vengo, consecutivamente, al hotel.

Desde hace 3 años venimos 7 veces en períodos de 12 días. Esto a lo largo de 23 años y os prometo que ni me lo regalan ni me obligan.

En conjunto se puede calificar al hotel de notable alto, ya digo no lujos pero familiar para los que asiduamente venimos, muchos de estos ‘repetidores’ son extranjeros. Empezamos viniendo y ya están hasta nuestros nietos.

El personal, todo ‘un lujo’, agradables, atentos, dan vida y ambientan con su agradable trato y no empalagoso sino cordial y afable.

Desde hace 3 años, mis movimientos y mi agilidad se han vuelto alicaídos. Fatigas, vértigos y, a veces, estados de ánimo entorpecen mis anteriores paseos por el maravilloso marítimo y entonces me veo conminado a limitarme a estar en el interior del recinto hotelero, bueno más que interior es el espacio amplio de jardín, piscina y una buena barra con vistas a la piscina y jardín al fondo cercano, el mar azul, mi estanque como le apodo.

‘Mi rincón’ se ubica en un recodo de la barra con espacio para un máximo de tres personas. Estas ‘posesiones’ suelen ser una característica de las personas, nos gusta tener nuestros lugares propios. Nos ocurre hasta en el hogar, el sitio donde te sientas a la mesa, a ver la tele, el espacio de leer y hoy en día, aún los mayorcitos, nuestro sitio del ordenador y aparatitos relacionados o vinculados. Son ‘nuestros poderes’ como mostró el Cardenal Cisneros, consejero de Isabel la Católica cuando mostró a sus enemigos las tropas formadas y atentas a la lucha, en el patio de armas.

Desde ‘mi rincón’ observo con atención las variopintas escenas que se producen y de esos hilos hago estos ovillos.

Los locales playeros de lugares, tradicionalmente, turísticos generan una miscelánea de anécdotas de los múltiples visitantes de diferentes destinos de España y países de Europa.

Con la prolongada en el tiempo asistencia a este escenario puedo aportar suficiente experiencia y narrar muchas historias pero prefiero generalizar y no dar nombres o identificaciones que no quiero que pudieran implicar a nadie. Cotilleos los justos pero necesarios para poder desarrollar historietas.

Las etapas o épocas de asistencia se distribuyen a lo largo del año según ciertos criterios. Los meses estivales, de junio a septiembre, inclusive son más propicios para unas estancias de nacionalidad española, parejas con niños en especial así como la Semana Santa. En meses primaverales, otoñales e invernales privan las asistencias de personas con un promedio de edad superior a los 55 años y, principalmente, extranjeros. También vienen españoles pero el hotel no está acogido a los programas del Inserso y eso hace que haya mayoría de extranjeros, entonces es cuando tiene lugar mi práctica de algún idioma de los que algo chapurreo.

Una curiosidad aparte. Me contó mi mujer que una vecina de mi casa a la que por lo menos por referencias no conozco le comentó que leía algo en mi blog. Me sorprende porque yo aviso a mis contactos aunque si es verdad que, casualmente puede acceder cualquiera. Pues me gustaría que quien me lee y no es de mis contactos, puesto que en el blog se puede hacer un comentario lo hagan, me gustaría saber que personas me siguen y para facilitar una posible comunicación aporto mi correo principal de contactos y se dirijan a mí.

Mi nombre es Adolfo y el correo es <<palermo1906@yahoo.es>>, serán bien acogidos los que a mi se dirijan, soy proclive a hacer amistades que amplían el círculo de conocimientos y relaciones.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

carmen -

D.Adolfo, esta Ud. algo alterado o que? yo me refiero que el susurro del mar, las olas y todas esas cosas de melancolia las tienen todos los mares , si si claro como gallega aun mas , no me comparara el susurro o las olas del Cantabrico, con las del Mediterraneo.
Los pies en la tierra q ya somos mayorcitos

paco -

Conclusión:
La playa es una especie de escombrera, llena de "Guiris" y el mar es como el resto del litoral Español.

Adolfo -

El que conoce la playa de verdad soy yo. Desde luego, no es una playa envidiable pero el comentario que hace Halana, es más como soñadora de mar que de arenas u otros matices, Dª Carmen, tan gallega ella cree que solo hay paraísos playeros en Galicia pero nada más lejos. Yo en mi relato me referí más a la visión que provoca el mar que a las excelencias playeras.

carmen -

Completamente conforme con Paco
Halana, esta un poquillo despistada todo eso q te encanta se encuentra en cual pinto costero

Halana -

No, cierto no es una espectacular playa. A mi me encandila el susurro del mar, su sonido, el ir y venir de las olas, enamorada del horizonte donde se divisa un pequeño o gran barco....

paco -

Pues en mi opinión, el mar puede ser maravilloso, pero en la foto que se adjunta, respecto a la playa, no tiene pinta de ser una de las mejores de España.
Salu2.

Halana -

Maravilloso mar.......!!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres