Blogia
ofloda

PREDETERMINAR MOMENTO DE VOLVER A ESTA BITÁCORA – 26/02/2013

PREDETERMINAR MOMENTO DE VOLVER A ESTA BITÁCORA – 26/02/2013

A nadie, de los que me conocéis voy a sorprender con mis paréntesis que pueden abarcar todo un compendio de proyectos pero como Schubert y su ‘Sinfonía incompleta’, no por el mis motivo, el tomó el camino del castillo de irás y no volverás y claro su pentagrama quedo inconcluso. Mis desapariciones las motivan otras circunstancias, falta de concentración, deterioro de la voluntad, virtud que solo tuve en los estudios, necesaria para el seguimiento de ciertas tareas.

Me ilusiona escribir. Aparecí por aquí el año 2005, claro en cerca de 8 años y más a ciertas edades cambia la energía aunque no la ilusión. La ‘neurona’ sigue funcionando. Posiblemente esta sea la única ocasión en la que mi desidia tenga soporte en alguna evidencia que me ha llevado, desde primeros del año en curso a prodigarme. No soy supersticioso, nada tiene que ver que el año acabe en 13 pero de los muchos problemas que tiene el manejo de un ordenador y más para un inexperto me ocurrió uno hacia el 10 de enero. Algo pasó que perdí la configuración para acceder a Internet explores, servidor del que siempre fui seguidor. Me podía apañar con otros ‘browsers’ o servidores como Google Chrome, Mozilla u Opera pero de ellos tenía menos conocimientos.

Apelé a técnicos mediante el servicio que me ofrece mi seguro multihogar y durante 5 horas repartidas en dos días, el trato, primero, con 7 técnicos y al día siguiente con
otros dos de nivel superior, no sirvió para restaurar la configuración solicitada.
Me enviaron uno a casa pero ‘sin vestir’, la entrada fue mala, me inquiere que
cual es el problema, claro me dejó absorto que, después de tratar 5 horas, desconociera el asunto y le tuvo que explicar desde el principio. Se limitó a decirme que sacara los datos que quisiera conservar a un disco duro externo y que formateara el ordenador y volviera a instalarlo y que si tenía algún problema volviera a llamar para que me vinieran a colaborar. Me tragué mi cólera porque no iba a servir de nada y, casualmente, a un hindú que nos presentó un vecino, bajó mi mujer a consultarle
sobre el problema, éste le dijo que bajara el pc y en 20 minutos y por 15€ reparó
en gran parte el problema.

Pero claro esta solución llegó a mediados de febrero mientras había seguido luchando yo en intentar encontrar remedios y, como es lógico, sin base informático es como esos que levantan la tapa del motor de su coche y lo que hacen es rascarse la cabeza.

Otrosí, mis necesidades de observaciones clínicas de consultorio, ambulatorias y hospitalarias conforman una agenda al estilo de esas señoritas que acudían a los salones del siglo XIX y en las que iban anotando las solicitudes de petición de baile.

Total que, no puedo prometer, ni prometo, antítesis de lo que dijo D.Adolfo Suárez, hoy en día en su éter de Alzheimer, pero trataré de ir haciendo aplicaciones menos prolongadas en el tiempo.

Tampoco favorece mucho el que, como me gusta, previo, manuescribir mis contenidos, me falta el rincón de donde salieron la mayoría de mis artículos. El local que frecuento no guarda la disposición apropiada y en casa pues ya que estoy en el ‘Words’ casi prefiero hacer el trabajo eliminando el paso de pluma, bolígrafo o rotulador pero esas herramientas las tengo a mano y añoro el no esgrimirlas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Adolfo -

Bueno mi inconstancia en esto es constatable aunque esta vez tenga alguna excusa.

paco -

Ya se te echaba de menos.
Salu2.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres