Blogia
ofloda

TEMAS SOBRE EL CORAZÓN – 15/06/12

TEMAS SOBRE EL CORAZÓN – 15/06/12

 

Por supuesto que no tengo ningún título que avale conocimiento alguno sobre la medicina, por otra parte, tema de tan amplio entorno debido a la diversificación y complicación del cuerpo humano.

En una carrera universitaria cualquiera, se estudian unos cursos de aprendizaje general pero no se llega a un completo sino se hace una especialización o doctorado. Por ello, la medicina que, conlleva los cuidados del cuerpo humano y la prevención y lucha contra enfermedades, necesita de secciones diversas que se ocupan de cada parte de nuestra anatomía.

Se le da poca importancia y estos especialistas los saben a los, hasta hace poco, llamados médicos de cabecera. Hoy en día que a todo lo rebautizamos con eufemismos que parecen tener un mejor sonido o proyección pero, que al fin y a la postre, todos comprendemos menos. A esa médico de cabecera se la llama MÉDICO DE FAMILIA (no voy a entrar en géneros, es decir en masculinos y femeninos, tendencia también muy de moda).

Pues esos médicos de familia son los primeros que abordan nuestra situación de salud. A ellos acudimos y, muchas veces sin necesidad) a exponerles síntomas de malestares, ellos, te preguntas, te tienen que comprender porque cada uno tiene una forma de expresarse y si ve que existe alguna duda que no lleva a comprender, nos manda una previa analítica, después de habernos, con su clásico ‘fonendo’ auscultado, tomado la tensión arterial, etc, para que los resultados que aporten los datos de nuestra sangre y orina les ubique en un lugar más adecuado y entonces nos abre volante para el médico especializado correspondiente, bien ambulatorio o bien hospitalario. Éste, a su vez, nos volverá a preguntar que, con precisión, le expliquemos nuestras dolencias y sus manifestaciones y, en caso necesario, nos volverá a recabar nuevas pruebas, ecografías, placas de rayos X zonales, etc.

Con todo este bagaje hace su prescripción y te recomendará los medicamentos oportunos correctores o alguna intervención de tipo quirúrgico si el caso lo requiere.

No lo digo con ningún tipo de ‘presunción’, sería ilógico pero el año 1996 sufrí una angina de pecho un 31 de diciembre, sin entrar en muchos detalles, tras preparaciones el 17 de enero de 1997, a corazón abierto (técnicamente, operación extracorpórea) me colocaron válvula metálica en la aorta, ella permite que el bombeo sanguíneo que controla el corazón esté en la mejor condición, su mantenimiento para limpiar de impurezas este artilugio lo regula una dosis de una medicina rigurosa llamada ‘sintrom’ que procura mantener mis niveles de coagulación adecuados. El problema de este medicamento es que está reñido con los olvidos, con la puntualidad (todos los días a la misma hora con un margen de 1 hora), si se olvida, algo peligroso, no se debe tomar doble dosis al día siguiente, es incompatible con verduras de hoja verde y con muchos alimentos y por supuesto con alcoholes, incluso los estados de ánimo provocan variaciones que desestabilizan el protocolo y las pruebas, si todo va normal, se hacen una vez al mes, pero a cualquier variación se puede hacer incluso cada 3 días, 1 semana, 2, etc y, a veces, se le acompaña con una inyección en zona carnosa, generalmente, la tripa, para colaborar. Con el tiempo te acostumbras, llevo 16 años en ello pero no por ello deja de ser preocupante. Encima como en mi caso que para otras muchas enfermedades, hipertensión arterial, diabetes, problemas de hígado y renales, psoriasis lo que conlleva la ingestas de 16 tabletas diarias que se ‘tienen que llevar bien entre ellas y el sintrom’, un enigma para la doctora que me atiende que para algo nuevo tiene que tirar de vademecum para observar las lógicas interrelaciones anómalas que se pueden provocar.

Bien pues dicho esto tengo motivos para saber ‘leer’ bastante mis analíticas, conocer los efectos y advertencias de los medicamentos que tomo, controlar peso, tensión arterial, dietética de diabéticos, esfuerzos, ejercicios adecuado, etc.

Es decir un inmenso catálogo a manejar. 

De la revista MUY INTERESANTE, he sacado unas curiosidades que complementan, artículos relacionados con nuestro corazón que sirve para algo más que para amar. 

CAMISETA CON FUNCIONES CARDIACAS

Una nueva camiseta permite monitorizar de forma sencilla el electrocardiograma del corazón gracias a una tecnología de electrodos textiles que ha sido desarrollada en España. La camiseta permitirá el seguimiento de un paciente cuando no esté supervisado por el médico, o en entornos de actividad física intensa.

Blendfix® es el nombre de esta prenda que ha sido desarrollada por la empresa Nuubo en colaboración del instituto tecnológico Leitat (Barcelona). Está hecha de un material textil que integra varios electrodos encargados de capturar las constantes vitales. Toda la información recogida se almacena en un pequeño dispositivo integrado en la camiseta, que a su vez es capaz de enviar los datos mediante señal inalámbrica a un ordenador portátil o Smartphone.

Se han realizado ya numerosos ensayos clínicos para evaluar la efectividad del dispositivo, y sus resultados han sido publicados en revistas como International Journal of Cardiology. Además, se han realizado numerosas pruebas de campo con entidades deportivas profesionales como los clubes de futbol de Mallorca y Las Palmas. Sus creadores esperan que Blendfix® se convierta en una herramienta útil en el ámbito de la medicina deportiva y ayude a prevenir accidentes cardiovasculares inesperados.

 

REDUCIR LAS CALORÍAS DE LA DIETA REJUVENECE TÚ CORAZÓN

Un estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington (EE UU) revela que la capacidad del corazón humano para adaptarse al ejercicio físico, al estrés y a otros factores es mayor en las personas sometidas a una restricción calórica en su dieta -es decir, una dieta sana pero con un 30% menos de calorías de lo normal- durante al menos siete años. El estudio se ha publicado en la revista 'Aging Cell'.

Según los autores de la investigación, la mayor variabilidad del latido cardíaco implica que el corazón puede adaptarse a los cambios más rápidamente, bombeando más o menos sangre según las necesidades. Esta variabilidad se reduce a medida que envejecemos debido a que el sistema cardiovascular se vuelve cada menos flexible. Sin embargo, una dieta restrictiva puede hacer que el corazón envejezca más lentamente y se mantenga hasta 20 años más joven de lo normal.

Lo más interesante del hallazgo, según los autores, es que la variabilidad del latido del corazón es una medida sobre cómo el sistema nervioso autónomo afecta a este órgano. Y dado que este sistema también está implicado en la digestión, la respiración y otras acciones involuntarias, los científicos sugieren que el resto de las funciones del organismo también podrían mejorar cuando reducimos el consumo diario de calorías.

 EL ASIENTO QUE REGULA TÚ CORAZÓN

La semana pasada un conductor de autobús arrolló a una mujer en el centro de Madrid al perder el control del vehículo tras sufrir un paro cardiaco. Este tipo de accidentes podrían evitarse con un sistema de monitorización de la actividad del corazón. Eso es precisamente lo que están desarrollando en el Centro de Investigación Europeo de Ford.

Un prototipo de asiento creado por Ford podría mejorar la seguridad al volante y evitar accidentes derivados de problemas cardiacos durante la conducción. Gracias a la implementación de un sistema de electrocardiografía (ECG) en el asiento, se consiguen monitorizar los impulsos eléctricos generados por el corazón. Exactamente un total de seis sensores dispuestos en el respaldo detectan la actividad cardiaca a través incluso de la ropa.

Estas señales podrían avisar al conductor, cuando se detecte una anomalía, de la necesidad de acudir al médico ante el riesgo, por ejemplo, de un ataque cardiaco. De este modo se evitarían accidentes provocados por la pérdida de control del vehículo.

Como explica el doctor Achim Linder, Oficial médico del Centro de Investigación de Ford "este sistema será capaz de detectar si alguien sufre algún problema cardiovacular, por ejemplo, un ataque al corazón, y también se podría usar para detectar los síntomas de otras dolencias como alta presión sanguínea o desequilibrios en los electrolitos". Además, apunta Linder, "esto no solo beneficia al conductor, sino que podría hacer que las carreteras sean más seguras para todos los usuarios".

Las pruebas realizadas han constatado que el prototipo registra lecturas precisas durante el 98 por ciento del tiempo de conducción en el 95 por ciento de los conductores. Los investigadores siguen desarrollando sensores que logren captar las señales eléctricas del corazón a través del mayor número de materiales.

El sistema podría conectarse automáticamente con otras aplicaciones tecnológicas para conseguir una mejor respuesta médica ante accidentes y ataques cardiacos. Por ejemplo, los investigadores están trabajando en la conexión con Ford SYNC y MyFord Touch para que en el futuro el asiento informe al vehículo de una irregularidad cardiaca y este, automáticamente, envie un mensaje a centros médicos alertando al personal sanitario de una posible urgencia.

Y el potencial de esta tecnología no es solo de cara a un ataque cardiaco durante la conducción sino que puede ser mucho más útil. En palabras del propio Lindner, "como pasa siempre en el campo de la medicina, cuanto antes se detecte unad dolencia, más fácil será tratarla, y esta tecnología tiene el potencial de ser fundamental en el diagnóstico temprano de afecciones cardiacas".

Recomiendo que tampoco es bueno estar mirándose demasiado al 'espejo' o profundizar en exceso en el conocimiento de nuestras carencias de salud, si tratar de hacer una vida sana, cada uno en su edad

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres