Blogia
ofloda

D. ANTONIO MINGOTE Y YO, UNO MÁS DE SUS MILLONES DE ADMIRADORES DE CUALQUIER IDEOLOGÍA.-04/03/12

D. ANTONIO MINGOTE Y YO, UNO MÁS DE SUS MILLONES DE ADMIRADORES DE CUALQUIER IDEOLOGÍA.-04/03/12

     Si me tirara a una piscina, cosa que jamás hice y ahora ya menos, solo por cuestión de años, sería con agua, porque aunque no sé nadar, al menos, no me rompería las crisma, todo lo más ahogarme si no me salva alguien.

     Entonces, en base a esto, no sería yo el osado (soy atrevido pero poco oso) de intentar ni siquiera biografiar a D. Antonio. Hay miles de plumas de acá y acullá que, bien por ellos mismos, o por manejar bien hemerotecas, bordarían facetas de la vida del Ingenioso Hidalgo Don Mingote de Sitges.

     Además D. Antonio, no necesita de nadie, se autobiografía a sí mismo  con sus certeros dibujos que, siendo peculiares y acertado, no serían nada sin el ‘bocadillo’ correspondiente. Él, con el contenido o relleno del bocadillo, casi nos ofrecía lo principal de la actualidad de España y del Mundo. Mente preclara como dijo otro Académico como él de la RAE, ‘el dardo en la palabra’.

     Tenía, implícitos, múltiples oficios. Esto son ‘escurrencias mías’ los viejos carecemos de ocurrencias, ya las gastamos, ahora nos quedan, igual que a los limones el último apretón para extraer un par de escurriduras de su zumo, es por ello que inventé este ‘palabro’.

     Pues uno que viene a mis mientes , es el de buen carpintero, en su categoría le elevo a ebanista, ‘siempre daba en el clavo’.

     Era buen tirador de cualquier objeto arrojadizo, honda, ballesta, lanza, arco, pistola, le daba lo mismo en su entrenamiento de disparo solo existía la diana, nunca se salió de ella. Nunca erraba el tiro.

     Puntualidad inglesa, ni un minuto antes ni uno después, sino justo a su tiempo exacto, era la precisión de su actualidad, hoy me he enterado que hasta ya muy mayor se apoyó en alguna técnica digital. Hay que estar al día y el siempre estaba al día por muy conservador que pareciera.

     Excelente jugador de mus, según cuentan, yo tengo el honor de tener una caja con todos los elementos precisos y su baraja decorada por él que ABC en su día facilitó a un buen coste.

     Otro dato que he leído hoy es que le gustaba tanto el parque de El Retiro, que le nombraron alcalde por un día de dicho arbóreo y gran jardín en el centro de Madrid.  Viene una foto con el uniforme de los guardias forestales que yo conocí, incluido escopeta y cuando acabó el día dijo que el no estaba hecho para mandar en ningún sitio.

     Solo voy a aportar una pequeña anécdota, totalmente, casual.

     En un concierto del cantante Raphael celebrado en el Teatro Alcalá, en la calle de Alcalá de Madrid y cercano al Retiro saqué un par de entradas para llevar a mi mujer que le encantaba, yo, en aquellos momentos no, pues con cierta recomendación me dieron entradas centradas y en la fila 5ª, tomamos sitio y al poco tiempo, al lado de mi mujer se sienta D. Antonio y su señora de nombre Isabel como la mía, se sentó al lado de mi mujer y antes de empezar es espectáculo, muy llano, corté y elegante algo le comentó a mi mujer de su admiración por el jimenense, entonces ya tuvieron sus charlas yo, algo intervino y solo volvimos a hablar al despedirnos.

     No alardeo del conocimiento de famosos, en otro artículo comentaré mi relación con una parte de la farándula de la época sin yo tener nada que ver con ese mundillo.

     Bueno pues aprovechando, dije que por entonces Raphael no me disgustaba pero no era tampoco mi ideal pero, poco a poco, como me gusta cantar e imitar empecé a intentar emularlo, su voz era difícil de ‘fotocopiarla’ pero si te esfuerzas te acercas, muchos actores le han parodiado, yo me fijé y capté también sus peculiares gestos de faz y de movimientos de mano y paseos, total que entró en el libro de mis partituras, otros eran Armando Manzanero, Antonio Machín, Luis Aguilé, Lucho Gatica, Moncho, Julio Iglesias y hasta me atreví con Mari Trini y su gesto del labio torcido.

     En reuniones con compañeros y amigos y en hoteles vacacionales al conocer mi faceta siempre me proponían intervenir y a cambio de nada amenizaba veladas.

     Resulta que en una ocasión, siendo yo interventor del Bando de Madrid (hoy no existe) de la sucursal del Madrid de los Austrias fuimos a una cena de celebración de un buen acuerdo comercial con dos cargos de una empresa importante de publicidad catalana llamada Víctor Sagi. Esta fue en el restaurante Esteban (también cliente del banco) y que en un local como para unas 30 personas servía comidas y cenas, estaba lleno, todo extranjeros menos nosotros cuatro, la calle era la Cava Baja, enfrente el restaurante del famoso Julio, el Rey, Presidentes de Gobierno, títulos, famosos de la farándula, etc (yo fui varias veces a comidas).

     Pues acabada la cena, mi director y el propio Esteban me ‘obligaron’ a cantar por Raphael, ya me conocían el mayor problema era mi timidez pero unos traguillos me dieron valor y con traje y corbata me paseé por el local cantando y gesteando, al cabo de varias ovaciones y queriendo dar por terminado el espectáculo llegué a la mesa y había alrededor de 80 dólares, en aquel momento a unas 70 pesetas así que alrededor de 6.000, mi único sueldo como imitador. Creo que los ‘guiris’ debieron pensar que me ganaba la vida en el local cantando pero terminaron en la ‘buchaca’ porque quise pagar la cena pero corría de cuenta de los clientes y en ningún momento aceptaron.

     Y fui feliz pero no comí perdiz.

     Por eso decía que era un retazo más sobre lo mucho que se puede hablar del marqués de Daroca.

 

    

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres