Blogia
ofloda

ALEGRÍAS Y NOSTALGIAS, AMORES Y DESAMORES (18/03/09)

ALEGRÍAS Y NOSTALGIAS, AMORES Y DESAMORES (18/03/09)

Iniciaba Dante Aligheri, escritor italiano del  medioevo de los siglos XIII y XIV, en su más famosa obra La Divina Comedia, “NELL MEZO DEL CAMMIN DI NOSTRA VITA MI RETROVAI PER UNA SELVA OSCURA” (En el medio del camino de mi vida me encontré en medio de una selva oscura).

Esto, en cierto modo, describe el estado de ánimo, según uno se encuentre y las vicisitudes que concurran en nuestras felices o tortuosas vidas.

Con esta introducción, me quiero referir, a lo que expresa el título del artículo de opinión personal según mis puntos de vista.

Espero poder expresarme, sin que resulte, excesivamente, farragoso en su comprensión, aunque que contendrán ciertas palabras algo complicadas. Mi propio estado de ánimo tortuoso, no me deja mucho margen para declinarme en términos más campechanos y accesibles y dirigirme a un optimismo abierto, aunque este muchas veces es pura fantasía es deseo más que realidad, lo que impera es el realismo, puro, duro y natural de la vida, lo que, realmente, ocurre inexorablemente.

Pues bien retorno al camino de esa ‘selva’ buscando algo de luminosidad entre el espeso follaje de la misma, ese periplo inescrutable en donde gobiernan la umbría arbórea en ese imperio de matices verdes.

Quiero entrar en ambiente ‘en mise en scene’ (puesta en escena, giro francés) y hablar de los amores, directo y virtual.

Hay muchos escépticos, por ignorancia y falta de práctica y conocimiento que denuestan del segundo tipo de amorío.

No por gran experiencia, pero si por una suficiente, camino hecho a través de esta ruta puedo opinar y opino que, si se concilian bien y se pasean estos senderos se descubren muchas veces ocultismos de nuestro intelecto.

No soy psicólogo profesional, pero mi amplio y trato longevo de comercialidad bancaria, me hacen ser como conocedor de vidas, otra cosa es como sea mi comportamiento a través de estas experiencias.

Nos falta tiempo para controlar las mejores experiencias e hijuelas del amor. Ahí es donde fracasamos, caemos en arenas movedizas, difíciles de encontrar la salvación.

Algunas veces, conseguimos a asirnos a alguna rama o liana que nos rescata de esa sima devorante pero, como símil, diré que en alguna ocasión nos falta esa rama, entonces acabas como Jonás en la Biblia, en el estómago de la ballena. Si ese cetáceo no te digiere a lo mejor te vomite. Estos en el mejor de los casos, el milagro.

Pues bien, reincidiendo en el asunto del amor virtual, éste, como el tradicional del bis a bis, también conlleva sus diversos momentos de amor y desencuentro. Aunque el contacto directo, el uso de la palabra emitida, no escrita, tiene más argumentos para entrar en posibles razonamientos. La convivencia, en cualquiera de los casos, siempre tiene obstáculos, no deja de ser un equívoco laberinto del Minotauro de la mitología griega, donde Ariadna dejó a Teseo el hilo para encontrar la salida.

Ruego algo de magnanimidad a todos y gran paciencia para acompañar nuestras desolaciones y añoranzas esas que nos hacen ser agresivos o cuando menos inestables.  Es cuando más necesitamos de los fuertes de espíritu aunque se sientan incomodados por nuestras constantes ‘agresiones’ y nos brinden la ayuda y sea el templo de contrición que necesitamos.  No pido una absolución inmediata quiere que se nos exija el respeto que, a veces, no demostramos, pero que no se pongan a la altura de nuestras lacras.

Mi respetuoso adiós a todos. Espero saquéis conclusiones.

Imagen: Dante Alighieri

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres