Blogia
ofloda

¡QUÉ PAPELÓN EL DE LOS SINDICATOS!. ME LO EXPLIQUEN.

¡QUÉ PAPELÓN EL DE LOS SINDICATOS!. ME LO EXPLIQUEN. Quizá sea tan iluso que a pesar de haber entrado en mi sexta década, siempre pensé que el papel de los sindicatos evolucionaría. Pues sí, resulta que soy un gran cándido y no quiero hacer chiste con el nombre del dirigente de CCOO, ese orondo personaje, barbiespeso e insulso en sus exposiciones pero, esto es algo normal, en los líderes sindicales. Desde joven me interesaron poco los temas sindicalistas. Por mi edad conocí el sistema sindical unilateral, el obligado, el vertical, único autorizado en la España dictatorial de 1940 a 1976. Después ya, puertas abiertas y miles de ‘personajes’ se lanzaron a la caza y captación de afiliados para nutrir sus filas y hacerles ‘grandes y poderosos’. De los muchos existentes los que se hicieron con los principales controles del pastel fueron UGT (Unión General de Trabajadores) y CCOO (Comisiones Obreras). Si, con anterioridad nunca me ocupé del anterior sindicato, esta lucha por hacerse con los controles me gustó menos. Porque salió a flote mi ingenuidad, pensé que el objetivo de tales asociaciones sería la lucha por los derechos de los trabajadores como objetivo prioritario y único. Nada más lejos, estas agrupaciones, ante todo, buscaron el refugio político de los partidos principales de la izquierda y, en todo momento, colaboraron y no han cejado en ello en ser partícipes importantes del decantamiento de sus afiliados y simpatizantes para buscar votos para sus mecenas protectores. UGT=Socialismo, CCOO=Comunismo. ¿Y los derechos de los trabajadores donde quedaron? Pues en agua de borrajas. Solo pretendían protagonismo político. Lo malo es que no han cambiado un ápice. El problema que tienes es que habiendo en el poder partidos de izquierda pierden protagonismo, se aburren, tienen guardadas las pancartas, los megáfonos, los eslóganes de protesta, las banderas balconeras, los gallardetes como estandartes de sus reivindicaciones. Aunque les duela el comentario están en mejor predisposición habiendo gobierno de derechas, tienen ‘motivos sobrados’ para la algarabía, de la que son expertos. Ahora el día 11 de marzo de 2007, han salido a la calle con un eslogan irrepetible, parecía una novela corta, estaban tan ansiosos de pancartas y tenían que colocarse tantos que han estado en contra de la guerra de Irak, esa de hace 4 años y que aunque no se hubiera producido como se produjo, por ataque norteamericano, esos odiosos personajes de ese país donde todo progre manda a sus hijos a sus Universidades, (luego se cotizan más), en donde España participó, pero que en cualquier caso, tarde o temprano se hubiera producido porque esa lucha es religioso política, sunníes contra chíies (perdón si hay alguna falta, desconozco los arabismos) y terceros en discordia pero, de importancia, los kurdos, dispersos por 4 o 5 países árabes. Quizá, se podrá decir que la participación española no era adecuada, pero como ellos dicen siempre cuando se les critica ‘ y tú más’ yo también tengo el derecho a decir que tan cruenta guerra o más hay en Afganistán y ahí mandó a nuestros soldados el Sr. Rodríguez para cumplir ‘sus promesas electorales’. En Afganistán ‘no hay peligros’. Pero el objeto mío era otro que PINTAN LOS SINDICATOS EN UNA MANIFESTACIÓN CONTRA LA GUERRA, ¿no deberían defender el poder adquisitivo de los trabajadores, desatascar el proceso de esa juventud, a duras penas, mileurista, etc, etc, etc?. Todo menos en una manifestación contra la guerra específica y política. Entiendo que, en el ámbito personal, un sindicalista vaya donde quiera pero no veo tan claro que vaya en plan protagonista y reivindicativo como representante de una asociación de trabajadores. Además las manifestaciones por la paz y contra el terrorismo, deberían ser unánimes, sin mirar color o preferencia política, ¿estamos todos contra eso o no?. Pero, claro está, siempre, no solo cuando nos convenga por votos.Bien pues esa manifestación solo contra una guerra, como dijo el Sr. Rajoy, cualquier día se manifiestan en contra de Felipe V, vivamos el presente señores. El gobierno no debe hacer oposición a la oposición, el gobierno debe de gobernar y es normal que reciba críticas de la oposición, para eso está. Aunque soy de los que piensan que no hay que oponerse, en ningún caso, solo porque que sí, sino con argumentos y planteamientos.El PSOE que tanto cacareó contra el asunto del Prestige, crítica absurda porque consistía en alejar o acercar el barco, decisión que tomaron técnicos no políticos, pero ellos, los políticos de izquierdas con su apoyo al lema ‘NUNCA MÁIS’, dijeron que tenían la solución. Todo una falacia, pero si llega a ser verdad, hubiera sido una carbonada callársela y que se jodan los gallegos. ¿No entendieron eso los gallegos?. La primera noticia del 11-M de 2004 en Madrid, todas las radios dijeron que gobierno y oposición pensaron, lógicamente, lo primero en ETA, pero ahí empezó el aparato mediático y político del PSOE para confundir al votante 3 días después, votación que, por respeto a las víctimas, nunca se debió celebrar hasta pasado un tiempo prudencial, pero ellos tenían prisa y el día de reflexión, por primera vez en nuestra incipiente democracia, las sedes populares sufrieron constantes asedios e insultos. ¡VIVA SU DEMOCRACIA, LA DE IZQUIERDAS!.Además volviendo a la manifestación sobre la guerra de Irak, no fue contestación sino a decir ‘la calle es nuestra’, ‘la calle ni tocarla’, como gente de mala estirpe y calaña ¿cómo los que exhiben banderas de España constitucionales nos van a ocupar el sitio. ?. De eso nada, aquí estamos nosotros y como os pongáis tontos os sacamos a la Bardem y familia, a Ana Belén y Víctor Manuel, (se han borrado del partido comunista, les parecía poco prudente ser multimillonarios ‘comunistas’) y a nuestro egregio Almodóvar, viva la crema de la intelectualidad. Pues no hablemos de la manifestación de Navarra, esa si que les ha dolido, parece mentira que un partido de tan rancia estirpe como el socialista, no acuda a una manifestación en defensa de la independencia navarra. Es lo malo tener que votar política de partido.Un diputado socialista extremeño el otro día conté que se avergonzaba de la actitud de esas fotos ofensivas a la creencia católica, pero seguro que si hubiera habido una votación, al ser abierta hubiera votado a favor del ofensor.Colofón: Zapatero a tus zapatos y Sindicalistas a defender a trabajadores y a trabajar que conocí a muchos de comité de empresa y con eso de las horas libres no daban palo al agua y lo suyo lo tenían que hacer los compañeros.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres