Blogia
ofloda

MIMOSAS - MÓNICA FERNÁNDEZ ACEYTUNO - ABC 18/12/06

MIMOSAS - MÓNICA FERNÁNDEZ ACEYTUNO - ABC 18/12/06

Encabezo como otras veces con el tema del articulista para dar luego mi oponión:

 

Las mimosas

POR MÓNICA FERNÁNDEZ-ACEYTUNOERAN tres hombres, tres hombres morenos y corpulentos. Tan altos que se agacharon para entrar al estudio pequeño y azul donde iban a ser entrevistados. Se sentaron los tres muy juntos, como para volver a conformar su país dividido por una guerra civil. Con un español golpeado de acentos yugoslavos, contaron el horror de su guerra con esa contención en los ojos que da el dolor cuando media la distancia. Nos describieron la violencia con la que mataron a sus familiares, cómo fueron perdiendo todo. A la orilla del Adriático, tenían restaurantes en una zona turística, al parecer muy hermosa. Yo estaba en aquel estudio de casualidad, pero les pregunté qué árboles había junto a su casa, y me respondieron: «Mimosas, mimosas por todas partes». Entonces, les dije, ahora tienen que estar florecidas... Y aquellos hombres se echaron a llorar con tal desgarro que se dio por terminada la entrevista.Por aquí se ha despertado estos días no el aroma de las flores sino un hedor inquisitorial que huele a humedad y a carcoma de madera de patíbulo, en cuanto se han pronunciado dos palabras: justicia histórica. Es una pena que el abuelo de nuestro presidente no viva, porque, conocedor como fue de los desgarros de la guerra, le diría a su nieto, agarrándole fuertemente de la mano, «déjalo, no hace falta, no hace falta».Porque la vida, y esto deberían de habérselo enseñado, señor presidente, es irreversible. Han empezado a florecer las mimosas y ni siquiera son las mismas flores del año pasado, ni las del año anterior, ni las del otro: son otras flores del mismo árbol. 

Mi comentario:

 

Mónica, no me extraña, has caído también en la politización biológica. Nos hablas de las mimosas pero, con ello, hasta has sacado a relucir al abuelo del Sr. Rodríguez que si tuviera a mano el tema le diría a ese nieto empecinado <<déjalo no hace falta, no hace falta>>; pues el nieto, erre que erre, se obstina en los muertos de un lado pero él está fomentando el recuerdo de que los haya, como los hay en los dos lados y su escaso cerebro solo contempla un objetivo, el del enconamiento y enfrentamiento de las partes. Esas partes que en 1978, quisieron dejar atrás rencillas cediendo todos algo.

Siento que tu dulzura en escritos de Naturaleza, tengan también que opinar a barlovento y a sotavento. Yo he procurado separar a todas luces al lector del ABC (como yo) o El Mundo de los de El País, en estos enfrentamientos, tratar de olvidar algo la línea de la SER y cadenas mediáticas de TV monocolor y partidaria y partidista, pero ellos a lo suyo, no te dejan. Crucificaron nada más llegar a Urdaci, era su Atila particular y no tenemos más que corresponsales oficiales de izquierdas pero, curiosamente, de esos que la derecha nunca prescindió ni dejó de rellenar su nómina. Espero que no tengas que entrometerte en estos asuntos, aunque es difícil quedarse al margen, mudo, tonto, ciego y sordo. Tus comentarios biológicos son más placenteros pero hay veces que no queda más remedio que opinar de todo.

 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres