Blogia
ofloda

VERGÜENZA AJENA

VERGÜENZA AJENA Tengo el estómago mal, siento ciertas náuseas y prescindiendo de mi hernia de hiato, creo que estas se acrecientas, al ver al Excelentísimo Sr. Rodríguez y su cohorte de ineptos ministros, mintiendo a la vez que disculpándose una y otra vez. Ayer salió al que llamaban de parlamentario ‘el mudito, según la prensa’, el de la cartera de Trabajo (es un decir), Sr. Caldera, ese que dijo que para llevarse de Salamanca los papeles a Cataluña tendrían que pasar por encima de su cadáver, pues yo le vi vivito y ‘hablando’ en TV (y los papeles famosos están en Cataluña, de ellos nunca más se supo, son las clásicas noticias de desvío de problemas, todavía más gordos) diciendo que admitía un error de coordinación de ‘no sé que’, son tantos que hay que tener mucha memoria o control para aprendérselo, pero que solo había sido una vez. Me salió un chiste macabro y fácil, menos mal que no están hablando de la muerte de alguien porque sino no encajaría el que solo se hubiera muerto una vez (no hablamos de gatos precisamente. Pero claro a eso unamos que hay diversas carteras, eso sí 50% de cada género, aunque solo hubiera un error en cada una, serían muchos errores, hoy un articulista de ABC (24/08/06), creo que Alfonso Rojo esgrimía que la excusa que un gobernante no puede poner nunca es que un caso no se soluciona porque tenía difícil su procedimiento y claro, decía el periodista, que para solucionar los asuntos fáciles no hacen falta gobernantes, nosotros y ‘sin manos’ nos bastamos y nos sobramos.

Entonces a colación de la admisión de haber habido por una sola vez ese tipo de fallo me ha venido a la mente, que la Sra. Fernández de la Vega, con la experiencia que tiene de bombera ya que pasa su tiempo apagando, una vez fuegos intencionados y otra vez incendios no previstos debiera de haber ido urgentemente a Galicia pero no a buscar ‘pepitorios' irresponsables’ (ya saben peperos, se lo recordaré hasta que se acostumbren), sino a colaborar con los equipos de extinción, esos la otra Ministra, la del bollo, vamos la Magdalena, no me lea un sudamericano y entienda lo de ‘bollo’ por otra cosa, insisto con esa experiencia en el dominio y control de las llamaradas, se hubieran extinguido antes y entonces a lo mejor el Sr. Pérez Touriño hubiera estado más cercano a la evaluación de hectáreas calcinadas, ya que no debe tener ojo de buen cubero, puesto que se queda casi a la mitad. Ya se sabe que hay ciertas mediciones que dependiendo de la región son diversas, porque no es lo mismo una libra castellana, que una aragonesa, pongamos por caso, siempre hay alguna diferencia en gramos. Y ya hablando de incoherencias por las que sufre mi estómago es viendo ‘La política inmigratoria’ que como dice también hoy, Luis Ignacio Parada, es verdad que tenemos política inmigratoria, repartir a todos los que llegan en cayucos por las 17 comunidades, ojo eso sí, no equitativamente, tiene privilegio para recibir gente las gobernadas por el PP que parecen tener mejor mano para controlar este grave problema, además sino ahí están ellos para las ayudas si dividirlas por 17. ¡Allá os apañéis, se dirán, lavándose las manos como el tal Pilatos!. Eso si ya procurarán que los rumanos y búlgaros se queden en sectores socialistas y con privilegios, porque ellos si tendrán derecho a voto y oiga usted, un voto es un voto, te cambio un plato de lentejas por un voto, hay que sacar partido para el partido como sea.

IMAGEN: REPRESENTA A LA VERGÜENZA AJENA

 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres