Blogia
ofloda

METEOROLOGÍA

METEOROLOGÍA

Llevamos unos días llorones, ventosos, nada nuevo, algo habitual y clásico de la primavera y sobre todo en sus inicios, de la mitad para adelante se va haciendo más veraniega en general. Se sitúa mas cerca de su vecino, el verano. El caso, en términos generales, es que meteorología da de sí para iniciar conversaciones o excusa para acabar con esos silencios que se dan cuando coges el ascensor y no tienes conocimiento con la persona que ‘viajas’ o por ejemplo en esa parada de autobús cuando ibas a trabajar y veías todos los días a las mismas personas y en una ciudad grande es todo tan impersonal que te veías a diario y a la misma hora y ni siquiera te mirabas. Más de una amistad, luego ampliada, se ha iniciado a través de comentarios climatológicos. No hace falta entender de ello, sino, simplemente, hablar comentar de lo que está pasando. Se intercambian comentarios, se contrastan, cada uno opina de sus preferencias veraniegas o invernales, de calor o de frío, cual de ellos se combate o no mejor. Algunos, profesionalmente, miran por sus intereses, lógicamente, el dueño de un bar prefiere el buen tiempo, llamado por asomar más el sol, dado que así puede colocar sus mesas en la acera de la calle para solazamiento de gente que a partir de una hora se sienta a tragar el humo de los coches con todo placer, hablo de la gran ciudad claro está, en sitios más abiertos debe ser una gozada, pero no está eso al alcance del capitalino, otros por otras conveniencias y otros por simple capricho o, porque no, por llevar la contraria al contertulio, muy dado entre los españoles. Pero verdad, es tema que de sí. Varios programas al día en radios, cadenas de TV, diarios, pronostican, más bien con bastante desacierto lo que se va a producir en días próximos. Nos hablan con soltura de anticiclones y borrascas. En España viene de perlas que la medición de la presión atmosférica se haga en milibares, es un juego de palabras, pero a nosotros bares en distintas acepciones los tenemos a miles, surtidos en cafeterías, bares propios, tabernas, mesones, chiringuitos, etc. Todo ese conjunto sumado, da de sí para que en España se disfrutara de un anticiclón permanente, dada la cantidad de locales destinados al servicio de la venta de bebidas. Los mapas que presentan en las TV, cada día más coloreados y expresivos, nos enseñan, soles (huevos fritos), llamo yo a la combinación de nubes y sol dada la semejanza del dibujo, nubes, tormentas (con rayos activos), lluvias, nieves, todo ello, ya digo, en un plan dinámico y a eso unen los números que reflejan las temperaturas máximas y mínimas previstas y como colofón el estado de la mar. Como broma y en este capítulo marino me pregunto ¿qué pensarán algunos cuando digan mar arbolada?.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres