Blogia
ofloda

ENERGÍAS ESPERANZADORAS

ENERGÍAS ESPERANZADORAS

Mis modestas consideraciones manifestadas a través de una bitácora internauta, blog como término inglés que prefiero utilizar menos pero estos sajones se imponen en los bautizos de nuevas tecnologías, se han visto recompensadas con un breve y sucinto comentario.

No sé si se ha despertado mi ego, no creo haya sido eso, sino el descubrimiento de entender que una ‘ignorancia mantenida, ignoro porque circunstancias’ ha encontrado cierto escape para por lo menos decir ‘aquí estoy yo, no te ignoro del todo. De nada presumo pero, psicológicamente, entiendo que no existían motivos suficientes para ejercer una negación continuada que era, realmente, ilógica. Hasta en la máxima ficción aparecen huellas, así que en la vida real los sentimientos son indelebles, lo demás es obstinación., ‘hacerse el sordo’, como diría un maño ‘tozudez’ pero, hasta en cuevas como las de Altamira se han hallado restos de los sentimientos y vivencias humanas.

Además no había un momento propicio, ni mucho menos adecuado para una ruptura. “Atiéndeme cuando te necesito, cuando no, también no se precisa de tanto cuidado.” Para un aficionado ignoto, un simple comentario rellena y colma sus aspiraciones, si estas provienen ‘con gran sentimiento’, el globo de la ilusión es capaz de viajar eternamente por parajes camino de la gloria.

Hasta aquí lo escribí anoche, en el ‘rincón’. Esta mañana he vuelto a ver un nuevo comentario pero, mi cortedad de análisis no sabe distinguir si eso significa un nuevo apoyo, algo raro habiendo mejores medios de comunicación, o una forma encubierta de ingrata despedida. Si fuera esto último, mi leve sonrisa se transmutaría en gesto de total desconsuelo. Seguiría opinando de la injusticia en la que por mucho que se hable de ella parece siempre haber un soplo de esperanza.

Ruego se estudie el caso con total benevolencia habiendo puentes porque ahogarnos en las aguas turbulentas, por lo menos dejar una tabla para podernos agarrar a ella y tener la posibilidad de salvación. Negar el pan y la sal no es la medida equilibrada y menos a aquel que, con toda la ilusión sostenible ha colaborado a adornar un jardín de rosas. Las rosas tienen espinas, pero estás nos recuerdan que lo bello también tiene sus dificultades solo hay que saber como esquivar y tomar la flor por el sitio adecuado.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres