Blogia
ofloda

Grados de amistad, aclaraciones, opiniones.

Grados de amistad, aclaraciones, opiniones. He dialogado en mas de una ocasión con diferentes personas, compañeros o conocidos, sobre la palabra ‘amistad’. Creo que acudiendo ni a un buen diccionario, por ejemplo el de Real Academia que lo describe como “”Afecto personal, puro y desinteresado, compartido con otra persona, que nace y se fortalece con el trato.”” Se sacan conclusiones certeras y acertadas.
A ver, seamos sinceros, cuando decimos ‘ mi amigo/a’, coloquialmente, estamos hablando tal y como lo describe el diccionario, yo creo mas que hablamos de un conocimiento, que tenemos por trato directo que de algo puro, desinteresado y compartido y eso sería en un altísimo porcentaje de nuestras relaciones cotidianas, realmente todos sabemos el alcance de la palabra y lo que ello conlleva, no estaríamos demasiado dispuestos a que lo nuestro fuera de los demás, de esos amigos que llamamos, hombre una ayudita se le hace a cualquiera, pero si esa ayudita te deja en ‘cueros’ a ti y a los tuyos’ ¿de verdad piensas que lo harías?. No te entrarían dudas de sí esa persona fuese capaz de hacer lo mismo por ti. El egoísmo es parte connatural de la persona y es sencillo de ‘boquilla’ decir lo mío es tuyo. Yo viví en propias carnes familiares, cuando siendo niño falleció mi padre, que muchas personas, incluidos familiares próximos, a la hora de hacerse cargo de algo, no se sintieron tan ‘espléndidos’ como fue su ofrecimiento preliminar y no solo lo he visto conmigo o mi familia, lo he sentido en multitud de ocasiones, del entorno de trabajo y de esas ‘’llamadas grandes amistades”.
Bien existen grados de tratamiento y claro ahí tenemos la costumbre de, siempre que te tratas y llevas bien ‘hablar de mis amigos’ pero de eso a lo material, va un abismo, estos repentinos amigos no son ni más ni menos que simpatizantes, en muchos casos parásitos que tratan de aprovechar por simbiosis algo de ti a cambio de ceder algo, claro. Y al tener trato, normal, se comparten ciertos criterios. Pero no nos engañemos eso no es ‘amistad’, en el difícil sentido e íntegro de la palabra, es una compatibilidad de criterios, de algún aspecto de posible repartición, de ciertas aficiones y hasta de hipocresías. Por mi puesto de dirección de oficina bancaria, he visto personas que, como vulgarmente se dice, se llevaban a partir un piñón y en cuanto han mediado aspectos económicos, claro en el caso de fallidos, se han terminado odiando y censurando, se rompió esa ‘amplia amistad’, nada hay menos compartible que la situación económica, surgen las envidias, las discrepancias, nos volvemos débiles, ya no poseemos el mismo desprendimiento ofertado ni lo recibiríamos, claro.
Además la amistad está próxima al amor. Muy próxima, ésta debe de ser compartida porque claro no pretenderías dar todo sin esperar ningún tipo de correspondencia. Ahí surge el problema ¿quién sabe que eso va a ser así? Y si esperas compensación, que es lógico, si te ves defraudado renegarías de ese concepto de amistad que tu creías que era infalible.

Soy muy exigente en mis apreciaciones, pero sin petulancia creo que entre amistad y amor existen muchas connotaciones y argumentaciones de aproximamiento.


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres