Blogia
ofloda

Difíciles relaciones

Difíciles relaciones Difícil interpretación ha tenido siempre la amistad entre hombre y mujer y no digamos si ésta proviene o surge entre personas casadas, pero como amistad individual, no de ambos miembros de la pareja. Nunca se le va a dar correcta interpretación por correcta que sea la relación. Es muy complejo un razonamiento o entendimiento de estos contactos.
Voy a puntualizar, si se trata de una compañera de trabajo, por ejemplo en mi caso, en mis últimos años laborales estuve en un departamento donde había bastantes mujeres, si bastante mas jóvenes que yo, pero mujeres al fin y al cabo, en razón de proximidad tuve mas trato con una que con otras, en general tuve muy buenas relaciones y respetuosas, yo notaba que me apreciaban y ya digo sobre cosas de las que a veces hablábamos comentaba yo, en casa con mi mujer, llegó a conocer a alguna, cuando me operaron del corazón, varias comisionadas, fueron a verme, acompañaron a mi mujer. Bien, visto desde ese prisma, nunca hubo mala interpretación familiar. Si las amistades cruzadas son comunes de la pareja, en principio, nada anormal. Si se observara alguna conducta de sospecha, entonces, claro, se encendería la alarma. Hace años salimos en bastantes ocasiones a bailar con parejas amigas. Para mí ha sido siempre mi gran afición. Como más de uno de las parejas que salimos no eran especialmente muy bailones, yo bailaba con sus mujeres, me refiero a las que les encantaba bailar. Esto no se veía mal, éramos amigos ¿no?. Sin problemas, pero tengo que confesar que en alguna ocasión, después de bailes sueltos o rápidos, a veces, en alguna pieza lenta que viniera a continuación se comprometían un poco las cosas, algún acercamiento, alguna situación..., entonces claro procurabas que no se notara nada, aunque, realmente, nada ocurría, pero se intuía algo en esa pareja que formábamos y creo que en silencio algo nos decíamos. Resumiendo, nunca hubo problemas, pero... algo quedaba en el ambiente entre las dos personas que por respeto a nuestros respectivos nunca se habló ni se hizo nada pero, las actitudes, a veces, resaltan algo.
Hoy en día, medios de comunicación avanzados han propiciado muchos contactos personales amistosos o de grado más íntimo, desde una primera coincidencia. Esto último, quizá pueda ser curiosidad pero, me da pie para pensar que a veces suple carencias ocultas para unos y claras para otros. Muchas personas llegan a ignorar que las tienen hasta que se encuentra en una situación extra, de este estilo. Estaban en su rutina, en su monotonía ¿eran felices así?, eso creían, no se paraban a pensar en otra cosa y no digo que no fueran felices, pero no habían caído en la cuenta que algo faltaba en esa aparente relación. Se tenían los contactos como quien hace la necesaria tarea habitual, pero de tanto camino recorrido por el mismo sendero, se llegaba a ignorar que otros caminos son interesantes. Dentro de la monotonía, el amor se desmorona, el hombre va a lo suyo, y cuando acaba, pues cumplido el proceso, la mujer quizá más ansiosa de amor de detalles, de susurros, le falta el cariño que necesita pero ya casi ni se da cuenta. Llega el ‘príncipe’ le da el beso ‘a la bella durmiente’ y ésta ‘despierta’ y se encuentra en una nueva nube más bonita que en la que estaba, eso ya no era nube. Había descargado todo el amor, le faltaba el ‘algodón blanco’. Nota que algo se había perdido en su camino y ha descubierto uno nuevo, más florido, con mas fragancia. Los vientos constantes erosionan hasta las montañas.
No soy experto ni profesional psicólogo, solo mi forma natural de observancia me hace ver que la mujer se doblega mas ante el cariño demostrado que ante un terreno, exclusivo, de realización sexual y sobre todo con los años, es como si añorara que algo importante se había perdido en su camino.
Incluso, observador del tema, he visto que pasada la efusión de los años iniciales, cada mas prontamente perecedera por las circunstancias de esta vida acelerada, ante tan poca delicadez masculina aumenta la ambigüedad, la falta de apetencia. Se cumple como mucho, como una obligación. ¿Es eso correcto? ¿Es eso bueno?, queda a la interpretación de cada uno, cada uno que se aplique su cuento. En estos temas hay mucha hipocresía, cuantas veces se aguanta por egoísmo o conveniencia o dejadez o pasividad o falta de plantar cara o o o Muchas oes se podrían añadir.
El hombre, insisto, va a lo suyo, al poco tiempo, busca lo que busca, la descarga y, en general, si por ahí, le ofrecen algo, no tiene reparos en probar bocado, considera que no hace ningún daño puesto que siempre dirá que en esas relaciones no hay amor. Pero ¿ama a su pareja, realmente o es que se siente atendido en el servilismo de cualquier tipo?. Eso sí no toleraría aventuras similares en su pareja, le tacharía, como mínimo, de puta. Claro él tiene derecho a la ‘descarga’ donde le dejen, sin reparos. Ella no tiene derecho a ‘catar caldos’ de los que él no se cohíbe. Machismo imperante y que conste lo dice un hombre algo tonto pero no ciego, ni sordo, bueno para estas cosas, en las precisas necesito gafas para leer y en ocasiones no oigo lo bien que quisiera.
Se aproximan algo los puntos de mira pero todavía median años luz de aproximación. Eso sí, la mujer con su tenacidad va consiguiendo justas reivindicaciones. Lo celebro... pero creo les queda mucho camino por recorrer.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres