Blogia
ofloda

Mi bitácora. La nave en el mar de mi vida (L)

Mi bitácora. La nave en el mar de mi vida (L) ... Entramos en la parte de actividades dinámicas, físicas, mas activas, mas participativas. Ya hablado del fútbol, pasamos a competiciones de atletismo que organizábamos por nuestra cuenta y a nuestra manera. Saltos de longitud, saltos de altura, aquí sujetando dos una cuerda y claro sin medidas bien establecidas, carreras de velocidad o resistencia. Lo que ocurría con esto era que el que estaba mejor dotado siempre ganaba. Yo que era alto y delgada, una gacela, bueno macho, estas pruebas me iban, en general, bien y, normalmente, era el ganador, pero tampoco esto lo hacíamos a menudo, prevalecía el fútbol.
Otro juego famoso era ‘pídola’ o ‘dola’, consistía en, más o menos lo siguiente:
Un jugador dobla la cintura y esconde la cabeza entre las manos para servir de potro o caballo al resto. El resto de jugadores hace una fila para saltar por encima del potro de turno. El salto se hace apoyándose en la espalda del caballo y separando las piernas para pasar por encima de él sin tocarlo. Cuando todos había pasado, el caballo, se alejaba un paso del bordillo de la acera, donde al principio se había situado, bueno si alguno le rozaba con las piernas, se liberaba al caballo y quedaba en su lugar el que había infringido la regla, el caballo entraba como último del turno de saltadores. Todo ello sucesivamente, alejándose del bordillo, hasta que alguien fallaba y, entonces, se volvía a iniciar la ronda desde el principio. Pero había una variante mucho mas complicada. Trataré de explicarla, no es muy fácil hacerla comprensible sin poder demostrar los movimientos. Se establecía por sorteo quien sería la ‘madre’, algo así como el director, el que daría las diversas órdenes a ejecutar, pero estipuladas y con un lenguaje preciso, si en esta instrucción había un fallo de expresión la madre, pasaba a ser caballo y ocupaba su lugar el segundo en el turno. Pondré un ejemplo, la ‘madre’ decía ‘salto dos pasos de caballo, dola, obliga’, quería decir que el caballo, tenía que ponerse a dos pasos de la línea establecido, el salto era como en el anterior juego por encima del caballo, pero necesario decir el término ‘obliga’, si la ‘madre’, omitía este requisito, ya digo, pasaba a ser caballo. Bueno pues, ya digo, instrucciones marcadas, pondré algún ejemplo de los mas característicos, ‘Salto con tabaca, aumentativa, obliga’. La tabaca quería decir que había que dar en el culete del caballo una patada con el interior del pie derecho y aumentativa, era que cada saltador tenía que ir dando mas fuerte, esto era curioso, porque el propio castigado que era el caballo, era el juez para determinar si el golpe recibido era superior o no al anterior. Es caso es que se jugaba con bastante honestidad. Si no había conseguido ‘aumentar’, pasaba a ser caballo, el que no lo había conseguido. Otra variedad era dar ‘lique’, el golpe en este caso, era también en el culete pero con el talón, por lo tanto mas factible de hacer mas daño. La orden podía ser ‘aumentativo’ o ‘disminutivo’ y también se podían decir tabaca y lique, aumentativos, disminutivos o combinando, con lo que el saltador, debía de estar posado un ratito sobre la espalda del caballo con el único sostén de los brazos, es decir como se decía vulgarmente a pulso para ejecutar esta mescolanza de instrucciones. Añadiendo mayor dificultad se podía decir ‘doble tabaca, ‘lique’ sencillo’, en resumen un complicado proceso de instrucciones. Bueno pues a grandes rasgos he pretendido dar la mejor imagen posible del juego en cuestión...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres