Blogia
ofloda

Mi bitácora. La nave en el mar de mi vida. (XXXII)

Mi bitácora. La nave en el mar de mi vida. (XXXII) ... Sobre la familia materna, iniciando con los abuelos, Cipriano y Mª Cruz, nacidos ambos en 1885, en Íscar y Alcarzarén, ambos pueblos de Valladolid, él, hombre de campo con una especialidad principal que era de la recogedor de piñas al ser zona muy piñonera, aunque como labriego ejerció de todo lo que se presentaba, trabajador de hoz en la siega, trillador, aventador, todo eso en cuanto al cereal, trigo, cebada, centeno. Luego labores de hortelano, todo tipo de cuidado en la huerta, después la vendimia; mas tarde el arado, la siembra, los burros, mulos y bueyes, sus compañeros de trabajo, hasta llegaban, a veces, a compartir establo para dormir. La abuela, sus labores, que en aquellos tiempos eran duras, durísimas, toda labor manual, con todo el esfuerzo, desde el acarrear agua desde los caños a las casas, a dar de comer a los animales de corrales, ir a por su borraja, limpiar casa, cocinar a fuego de leña, lavar a mano en lavaderos sin agua corriente, frotando y frotando, para que la mísera ropa con la que contaban estuviera limpia y adecuada. Contrastaban las figuras de los abuelos, él alto y fuerte 1,80 y ella no creo que llegara al 1,50. Sus nombres, como corresponde a castellanos viejos (no hace muchos años esa región, que no comunidad, se llamaba Castilla la Vieja, aunque, realmente, Valladolid estaba encuadrado en la región de León, con las provincias de León, Zamora, Salamanca y Palencia), pues como decía, se correspondían con el santo del día, así que el 26 de septiembre, San Cipriano y el 3 de Mayo, día de la Cruz de Mayo, les ‘bautizaron’ oficialmente y ¡ojo! con salirse de esta tradición. La superstición reinante popular, achacaba malos augurios sino se cumplía con ese designio tradicional. Su residencia fue en Alcazarén, nombre árabe con significado del “los dos alcázares (castillos)”, aunque ahí no hay restos de ninguno, los debió de haber. Los abuelos se casaron en 1910 y allí nacieron Nazario (12/06/1912), Teófila (mi madre), (06/02/1914) y Esperanza (28/03/1916), todos, claro, con el santo del día correspondiente. El año 1920, el abuelo con 35 años toma la decisión, buscando una salida mejor para sus hijos, de incorporarse a la Guardia Civil, para lo que tuvo que recordar que sabía leer y escribir, algo que creo tendría ya perdido por falta de práctica y encima con poca base. Pues lo consiguió y, además, con el conocimiento o especialidad extra de al saber montar equinos ingresó en el cuerpo de Caballería. Tuvo, principalmente, destinos aragoneses, Ejea de los Caballeros y Calatayud, localidades de la provincia de Zaragoza, en la última nació una cuarta hija un 30 de noviembre, le pusieron de nombre Andrea, santo del día y por vivir en Aragón se le agregó un María del Pilar, tan normal por aquellos pagos. Falleció con 2 años y mi abuela achacó buena parte de esa desgracia a que se le llamaba por el segundo nombre, también una una quinta niña, pero de ella no conservo referencias, poco o nada le oí a mi madre sobre ella, también fallecida muy prematuramente, cosa normal en la época.
...
(Imagen: campesino)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres