Blogia
ofloda

La pareja, después de los hijos (y II)

La pareja, después de los hijos (y II) La mujer muchas veces incitará al marido a que salga del letargo, para que le deje mayor libertad, pero lo hará con modales imprecisos. Ya ha decrecido su dulzura, su trato. La reacción de él, él si el macho, será irascible, hará lo que le salga de los tales...
Bien es verdad que con el correr de los tiempos, una mejor instrucción cultural ha fomentado mejores actividades. Lectura, información, música, visitas a museos, actividades diversas, han llenado más huecos en el ocaso prematuro de las personas.
Compaginar aficiones, colaborar en tareas, aprovechar el tiempo libre, buscar relajación, paz, reflexionar adecuadamente...
Claro ¿qué bien verdad? ¡Qué bonito es el idealismo!
Teoría, teoría. La práctica ¿qué´?, la práctica es ardua, compleja, carrera de obstáculos, la impaciencia domina. Si leyéramos el manual de instrucciones, al unísono, que dicta la naturaleza quizá nos serviría, pero he visto pocas personas que, sosegadamente, repasen las instrucciones de funcionamiento, son farragosas, ininteligibles y, claro, perdemos la paciencia, tiramos la toalla y entonces ‘el tira palante’. Así sale todo, como una lotería, mas o menos aciertos, en ocasiones, nos conformaríamos con el reintegro. Pero venga ¡OPTIMISMO!. Abanderemos la ilusión.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres