Blogia
ofloda

EXPRESIONES LITERARIAS

EXPRESIONES LITERARIAS Es difícil ser experto y dominador en todos los modos de expresión, y eso hablando solo de literatura, que ésta ofrece desde que de algún modo se garabatearon signos, primero de aspecto jeroglífico para interpretar y dejar constancia de los que acontecía, se hablaba o se pensaba.
Entre tantas y diversas facetas, a mí siempre me gustó la del cronista. El cronista es un historiador localistas que desvela lo que acontece y sucede en su entorno, calle, barrio, distrito, pueblo, villa, o ciudad. Claro según es el tamaño del lugar más abundancia de acontecimientos. Siempre será algo imparcial, porque si está del lado de los que gobiernan esa zona pondrá énfasis en lo realizado por éstos. Por el contrario, si está en contra, será crítico y a veces duro. Lo bonito y es factible es ser ecuánime y contarlo bajo punto de vista propio, tal como cree que acontece. Ya digo si es justo debe poner mucho empeño en destacar las arraigadas tradiciones de cada sitio, pero será más fiel cuando se atreva a ensalzar, si lo merece o criticar, si lo mismo, si esto o aquello hubiera reflejado mejor lo acontecido, para en actuaciones posteriores elevar el nivel de los proyectado..
Un paisaje es expresión de la naturaleza pero las actuaciones de sus miembros, posiblemente, hubieran podido ser excelentes. Por ello el cronista que critica o censura ciertas actitudes ennoblece su labor, aunque él esté equivocado, pero expresa su punto de vista con honestidad. No da por bueno lo de su entorno solo por localismo. Reconoce posibilidades de mejora.
Pongamos por ejemplo una ciudad, vámonos a Cádiz, que conste que no la conozco, solo tengo referencias por amistades y por mi propia curiosidad. Sé de sus propias bondades, pero como en otras tantas localidades, existirán defectos, por lo menos a la vista de algunos. Nada es perfecto. El que te sientas más identificado no tiene que caer en el totalitarismo y superación a cualquier otro lugar, defectos tendrá seguro. Entonces la labor del cronista es la de ser nuestro guía, pero si éste es, realmente bueno, debe desapasionarse un poco, no ver todo con el mismo ojo. Ni siquiera buscar comparaciones, solo enseñarnos y darnos las fiables que nos ayuden a conocer profundamente el espíritu de su ciudad, sus costumbres, sus gentes. Lógicamente se percibirá algo de partidismo, pero que no prime el fanatismo, la búsqueda de la verdad y el eclecticismo darán a la larga sus mejores frutos.
 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

watafak -

bueno ta
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Anónimo -

no es convincente este comentario

Anónimo -

noo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres